Ficha de Akram!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ficha de Akram!

Mensaje por Akram Ivanov el Vie Ene 13, 2012 6:13 pm

≠ Nombre: Akram

≠ Apellido: Ivanov

≠ Edad: 23

≠ Profesión u Oficio: alquimista astrológico, oficial

≠ Grupo: Alquimistas
------------------------------------------------------------------------------------------------------
≠ Descripción Psicológica: en cuanto a su personalidad: es algo irónico, por momentos parece sumamente desinteresado con las personas o frio, pero no le agrada estar solo, habla con quien se le acerca, aunque a veces se distrae. Le gusta mucho pelear, ya sea físicamente, en competiciones o verbalmente, ve su vida como un hecho de sucesos ajenos a si mismo, pero siente mucho dolor por todo lo sucedido, aunque tiene que tener mucha confianza con la persona para admitírselo, sino solo levantara los hombres y fingirá desinterés. Es arrogante y valiente a un punto que a veces parece simplemente estúpido. Le divierte que la gente piense mal de él. Es orgulloso y testarudo. Tiene un sentido del humor extraño. Le gusta ser salvaje, correr por la ciudad, entrar a los bosques y alejarse, ama cuando llueve. Odia usar calzado, ya que durante toda su niñez jamás lo uso, ahora le molesta muchísimo.
en lo referente a su psiquis: después de la accidentada prueba, su mente se convirtió en algo sumamente voluble e irregular, en ocasiones tiene comportamientos parecidos a los de una persona esquizofrénica, aunque la mayoría del tiempo logra mantener estos “ataques” bajo control, cuando esta bajo mucho estrés le es muy complicado acallar las voces en su cabeza, suele hablar con ellas o reír o comentar algo que ellas le dicen, incluso frente a otras personas. A pesar de cómo resulto el último examen, aun así quiere convertirse en maestro, pero sabe que primero deberá solucionar su problema, o al menos aprender a controlarlo por completo.

≠ Descripción Física: sus ojos son de un color marrón cobrizo, pareciendo casi rojos a la luz del sol, su cabello es negro y siempre lo lleva desprolijo, jamás lo peina a excepción de ponerse ganchos o algo para sujetarse los mechones. Mide aproximadamente 1.81 aunque parece un poco menor a su edad real, aquello no le molesta en lo más mínimo, en ocasiones le divierte porque siente que por eso lo subestiman y puede aprovecharse. Tiene finas marcas de musculatura por la espalda y los brazos, ya que practica mucho con el arco. Su cuerpo es atlético únicamente por que adora correr, trepar arboles, pelear o perseguir animales. Es muy perezoso para ejercitarse realmente. Posee una mirada muy intensa que suele llamar la atención, de ojos alargados e interesantes. Es de cuerpo más bien delgado pero fibroso. Le gustan usar anillos de plata en las manos, de dedos delgados y manos frías posee lo que se llama comúnmente “manos de pianista”.

------------------------------------------------------------------------------------------------------
≠ Historia:
Akram tomo una pluma y unas hojas, humedeció la punta de fino metal en un tintero y comenzó a redactar:
“No soy muy consciente de cuando empezó todo, quizá fui así desde que salí del vientre de mi madre, pero desde que tengo memoria, podía sentir los espíritus, ver cosas que no estaban ahí, y poseer conocimientos que no debía tener. A mi madre, aquello no le agradaba, pensaba que estaba loco o que era demasiado extraño, se mantuvo distante durante toda mi infancia, fui criado principalmente por mi padre, un antiguo cazador de dragones. Me enseño a cazar distintas clases de animales, a luchar con los puños algo que se me da muy bien y con espadas, aunque nunca serví en lo segundo mi verdadera habilidad esta en el arco y flecha. Mis dones o maldiciones, (según quien opinara) fueron fortaleciéndose con el pasar del tiempo, podía predecir con exactitud que día llovería, o cuando estarían listas las cosechas de las plantaciones vecinas. Las opiniones sobre mi eran variadas, algunos me amaban, y otros me odiaban rotundamente, presentían que había en mi el poder de un alquimista, y por eso me alienaban, me consideraban menos humano, lo cual yo consideraba altamente ridículo. Aquello, no me hubiera afectado en lo mas mínimo, si no fuera por que mi madre se encontraba en aquel segundo grupo. No era fácil ser la esposa de un cazador de dragones, soportar las miradas, los codeos y los desprecios, mi madre solo quería una vida normal, y engendrar a un niño que hablaba con lo que parecía ser el mismo aire, pues, no entraba dentro de ese rango definitivamente. Se desquitaba conmigo en muchas ocasiones, golpeándome, gritándome, o incluso quemando mi ropa o tirando mi comida, poco a poco se fue sumergiendo en una locura de la cual solo pudo ser liberada con la muerte. Ella se suicido, salto un día de un acantilado y su cuerpo fue destruido por unas rocas, si soy totalmente franco, su muerte no me sorprendió, y si soy aun más franco…. Tampoco me afecto, ella era una extraña para mi, no más madre que cualquier otra señora del barrio. Mirándome despectivamente, juzgándome, alejándose de mi camino. Siempre me negó su amor, entonces, por que yo debía otorgarle el mio, por que debía derramar apenas una lagrima cuando su propio marido no lo hacia. Si, los dos estábamos aliviados.
En cuanto a mi padre, fue totalmente lo contrario, me quiso desde el momento en que nací, a él lo perdí de una manera totalmente distinta, en realidad, literalmente lo perdí. No había pasado muchas semanas desde mi doceava primavera, el salió a cazar, había rumores de una criatura extraña rondando el pueblo, y mi padre junto sus armas sin pensarlo, rogué poder acompañarlo, pero él no me dejo, esta no es tarea de niños me dijo, y aun recuerdo cuanto me había enfadado su comentario, con mi corta edad, ya me consideraba un hombre, pero el, nunca regreso. En el pueblo se burlaban, diciéndome “podes predecir cuando llueve, pero no cuando tu padre muere” lo único que me atrapaba de aquel comentario era el hecho de que rimaba. No quiero parecer insensible, pero mi padre era un hombre fuerte, un cazador excelente, si él estaba vivo, volvería, y si no lo estaba, había tenido la muerte mas digna que un hombre de su categoría podía tener, cumpliendo con su trabajo, luchando. Los vecinos, aquella mitad que me apreciaba, me contrataban para pequeños trabajos, ya sea manuales, o referentes a mi actividad paranormal, a cambio de comida, o de lo que necesitara. Pero luego de unos meses, un alquimista se acercó a mí, había escuchado rumores de mi talento natural por los pueblos vecinos y quería ahora potenciarlo, enseñarme, educarme. Naturalmente, me le reí en la cara. Educarme mi? Era más salvaje que un lobo, y aun mucho más sucio. Estaba acostumbrado a dormir en los establos e incluso a vestirme solo porque era lo políticamente correcto, la idea de ir a la ciudad, de convivir con otros, de tener un maestro, me parecía ridícula. Pero el tiempo paso, y el seguía insistiendo, se mudo a mi hogar, y cuido de mi durante un año, ahora que lo pienso, incluso me enseño a comer con cubiertos y no con las manos. No se si fue porque me convención, o por simple agotamiento, pero termine yendo con el, me llevo a su hogar y empecé mi entrenamiento. Las residencias me resultaban extrañas, el mercado, las personas, tantos habitantes tenia este mundo? Aunque ahora ya nada me sorprende, en aquel entonces, era un niño al que le habían abierto los ojos, y de pronto veía la luz.
Resulto ser, que la alquimia me gustaba, sentí una genuina pasión, me convertí en aprendiz con facilidad, y no me tomo muchos años llegar a ser un oficial. No había limites sobre cuanto quería aprender, pero tampoco había limites sobre mi arrogancia, mi maestro solía retarme, odiaba mi actitud, yo era frio y distante con otros de mi clase que no fueran el, y apenas atendía a las peticiones del pueblo. Sentía que había poder en mi y no quería compartirlo con nadie. Pero entonces, mi maestro murió, aunque esta vez, no fue por una causa mayor o trágica, el simplemente era muy anciano, y una noche cerro sus ojos y jamás los abrió.
El anciano no tenia familia, yo era lo mas parecido a un hijo que él había tenido, y dejo todas sus pertenencias a mi. La casa sin el, se sentía vacía, ya no había nadie que me obligara a comportarme o que me esperara para entrenar y aprender, estaba solo nuevamente. Y era libre.
Durante un tiempo solo pensé en emborracharme y pasar mis noches acompañado. Aunque para mi, esta etapa era sumamente divertida, los maestros no lo consideraban así, no fue hasta que recibí una carta de ellos, advirtiéndome de que me quitarían mi titulo de oficial, que decidí retomar mis estudios, uno no valora las cosas hasta que las pierde, o esta a punto de perderlas. Pase de un extremo al otro, ahora era una rata de biblioteca, que en los siguientes tres años, solo estudio y práctico. Fue así como a los veintidós años, quise tomar el examen para ser un maestro, por mas que era muy joven, también era testarudo. Los maestros lo autorizaron, pensando quizá, que tomar el examen y fallar, ayudaría a mi humildad. Pero, creo que ellos jamás pensaron que fallaría de una manera tan enorme.
Intente invocar cuatro espíritus terrenales, una tarea complicada y casi imposible para alguien de mi edad y estudios ahora que lo pienso. Pero aun así lo hice, recuerdo escuchar a alguien gritar, y creo que fue mi propia voz. Sentí un dolor intenso, mi visión se nublo mi cabeza ardía como si dentro de mi cráneo hubieran estallado llamas, y luego…. Desperté aquí. Me informaron que había estado en coma durante cinco meses, aunque para mi solo pasaron segundos.
Cuando desperté, no era yo mismo solamente, las memorias de esos cuatro espíritus de alguna forma se habían mezclado con las mías, intente alejarlas, pero las voces me siguen, vinieron a verme algunos maestros y ni ellos saben con certeza que sucedió. Pase dos meses encerrado bajo el cuidado de oficiales astrológicos, puedo controlarlas, pero a veces cuando pierdo el control, pierdo todo mi ser, ataques de ira, catatonia, risa descontrolada o incluso llanto, son algunas reacciones que por ahora he experimentado. Pero, hace unas horas un hombre al que jamás había visto, me pidió que escribiera estas memorias, realmente no comprendo para que, quizás sea por todas aquellas memorias que deambulan conmigo ahora, es extraño, se quien soy, pero a la vez, se quien soy además de mi, puedo escuchar sus voces sus comentarios, saber sus vidas, así como sabría las de una persona parada junto a mi, pero no veo sus rostros, no siento el calor de su piel, o el aroma que despliega una persona. Quizá me estoy volviendo loco, quizá termine saltando de un acantilado, lo siento, siempre me gusto el humor negro. Intentaré mantenerme cuerdo, soy dueño de mis pensamientos y mis acciones en este momento, pero sé que nada garantiza que continúe siéndolo, pero mantenerme encerrado aquí, bajo vigilancia, no servirá de nada. Por eso pido por favor, denme permiso de retornar con la sociedad, o me volveré mas loco aquí dentro que fuera. “
Akram alejo lentamente aquella pluma del papel, mirándolo fijo, como si aquellas palabras que conformaran su historia lo sedujeran, quería leerlas, pero al mismo tiempo, quería eliminarlas de su pensamiento, el pasado era pasado, y así debía quedarse. Junto las hojas, y se las entrego al mismo oficial que se las había pedido. Pasaron algunos días antes de tener una respuesta, pero su deseo se había cumplido, era libre nuevamente, otro capitulo en su vida había comenzado.

------------------------------------------------------------------------------------------------------
≠ Imágenes:
Spoiler:









------------------------------------------------------------------------------------------------------

≠ Nombre del Personaje: (El verdadero) Fukuwa

≠Serie, Película o videojuego a la que pertenece: es una imagen de Nico Nico Singer
avatar
Akram Ivanov
∞ Oficial ∞
 ∞ Oficial ∞

Fecha de inscripción : 13/01/2012

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.