Comida familiar

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Comida familiar

Mensaje por Invitado el Dom Ene 29, 2012 10:10 pm

Aquel esplendoroso día, tan alegre y lleno de vida, era el mismo día en el que debía de encontrarse con su hermano menor. De entre todos los días que se habían podido escoger, el pasado en el que hacia mal tiempo y no dejaba de llover y hacer viento por ejemplo, debía de escoger justo ese. Caminó por las calles, viendo todo a su alrededor y contemplando las cosas que pasaban delante de su persona conforme iba en el camino al lugar acordado. Estaba exagerando, ni se trataba de un día esplendoroso ni alegre ni lleno de vida, ahora que lo pensaba mejor podría asegurar que el día lluvioso y lleno de viento que había recordado antes podría ser un mejor día. Frunció un poco el cejo mientras seguía con su caminata, no encontraba una buena razón para ser perturbado por algún familiar en día de trabajo, aunque claro estaba que siempre agradecía salir de su pequeña oficina llena de papeles bien acomodados, pero de cualquier forma no encontraba razón por la cual ver a su hermano menor.

Suspiro pensando en que podría llegar a ser una tontería por parte del otro, no lo consideraba demasiado listo, no tanto como él por lo menos, pero eso no le daba justificación alguna para que le estuviera dando problemas a tan temprana hora, en día de trabajo, y cuando no son visitas familiares. Pero no podía hacer nada para evitar aquellas situaciones, su madre seguía insistiendo en que debía de tener relación con aquellos dos seres llamados hermanos que sólo estaban para molestarle.

Se detuvo frente a la puerta del pub, pensando en todos los arreglos que había hecho para poder salir mucho antes de tiempo de su trabajo, y sobre todo buscando algún pretexto para zafarse de aquello. Pero no era eso posible, con lo calculador y ordenado que era no había nada que pudiera estar saliendo mal en esos instantes con el papeleo. Unos segundos después se encontraba caminando dentro del pub, buscando una de las mesas más apartadas para tener una buena reunión familiar y que nadie les molestara. Tomó asiento en aquella silla que daba a la puerta y observo su reloj, aun había tiempo para que el otro llegara y más le valía que llegara a tiempo, no le gustaba estar perdiendo el tiempo a la espera de alguien más. Comenzó a observar a los demás dentro del local, encontrándose con algunas familias con niños pequeños, se pudo imaginar la escena que ellos cinco daban pero definitivamente no habían tantas sonrisas como aquella a la que veía ahora, no tantas de su parte por lo menos. Desvió la mirada cuando se sintió harto de la escena y la dirigió a la puerta, esperando a la entrada de Damien Shervell y la plática que estuviera a punto de darle. Muy en el fondo, estaba intrigado por aquella comida que estaba a punto de tener.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Comida familiar

Mensaje por Damien Shervell el Sáb Feb 04, 2012 1:31 pm

Damien por su lado, se encontraba completamente ansioso de encontrarse con su hermano mayor para comer. Siempre ha sido el tonto de la familia por lo que no terminaba de comprender todo aquel ajetreo que su hermano tuvo que pasar para poderse reunir con él. Para un domador esto es más sencillo, solo deben entregar sus kilos de alimento y listo, el tiempo restante es para ellos y justamente el día de hoy, guiado por el entusiasmo de encontrarse con su hermano mayor entrego su remesa con el tiempo justo para poderse asear, ir a dejar a su dragón para que descansara y encaminarse al pub, donde casualmente se citaron. De los tres hermanos, Damien se consideraba a sí mismo el más relajado y pasivo de los tres, era tranquilo y llevaba su vida a su propio ritmo y eso le gustaba.

Estaba seguro que su hermano en este momento tendría un humor de esos que no lo calienta ni el sol, pero ya no era un niño tonto e ignorante y pese a sus modos Damien sabía que Gilver lo quería, a su modo, así como Enkil también lo hacía. Para llegar al pub tuvo que pasar por el mercado donde inevitablemente lo entretuvieron. En sus inicios mientras trabajaba como recolector, fue conociendo a muchas personas que controlaban los suministros de alimentos para los demás, a ellos le agradaba Damien y a Damien también le gustaban esas personas, eran interesantes, amables y muy cordiales. Le regalaron una manzana morada pero al saber que iba en camino a ver a su hermano al instante le dieron otra. Agradecido, el peli blanco metió las dos manzanas en su morral y siguió su camino, por supuesto, para ese momento ya iba retrasado por unos ocho minutos, no es que el tiempo fuera muy importante para él.

Pero para su hermano lo era y mucho y a él pareciera que ese pequeño detalle se le había ido de las manos. Rozando los veinte minutos de retraso el albino entro calmadamente en el pub, y busco a su hermano con la mirada hasta dar con él. Avanzando lentamente y saludando a los conocidos que en ese momento andaban por allí, comiendo o bebiendo una deliciosa cerveza de caña. No sabía a cuanta gente conocía peor vaya que era sociable el escuincle, al mismo tiempo que era cerrado en algunos aspectos. Alcanzo la mesa y se sentó tranquilamente, haciéndole un pequeño espacio en el respaldo a su morral. No era tan idiota como para ofrecerle una manzana al hermano más estricto de todos, no cuando sabia, por su rostro, lo retrasado que esta.

Lo siento, me entretuve un poco en el mercado… — dijo sin justificarse, solo explicándole lo que le había ocurrido. Estaría bien si su hermano dejara de ser un estirado y se relajara un poco. Claro, su trabajo era importante y todo el tiempo tenía que estar revisando cifras, cantidades y entregando reportes de su trabajo pero, ¿De verdad era necesaria esa actitud? Quizás su hermano necesitaba algo de acción. Ha, eso le recordaba todo lo que tenía que decirle. Damien no podía menos que sentirse feliz y sonreír como tonto. Amaba a su hermano y ahora tenía la oportunidad de comer con él. Saco la manzana morada y se la puso enfrente. – Un pequeño obsequio. — Repuso sonriente—.
avatar
Damien Shervell
ф Domador ф
 ф Domador ф

Fecha de inscripción : 26/10/2011
Edad : 28

Volver arriba Ir abajo

Re: Comida familiar

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 11, 2012 10:53 pm

No podía haber alguna explicación con palabras exactas para que pudieran hacerle comprender qué era lo que había hecho para que estuviera de acuerdo en aceptar aquella comida con alguien como su hermano. Ese retraso de veinte minutos, que le había parecido a algo así como dos horas, empezaba a mermar aun más en su salud mental y por ende en su humor, volviéndolo aun más amargo. Por eso odiaba tener que aceptar a las reuniones familiares, especialmente tratándose de su hermano menor, el cual se la pasaba hablando con todo con el que se encontraba por más de diez minutos. Y estaba muy seguro de que eso era lo que se encontraba haciendo en esos momentos en los que lo mantenía a él esperándolo como si no tuviera otra cosa por hacer. Lo mataría, estaba seguro de que lo mataría en cuanto llegara a la cita.

Alzo los ojos una vez que escucho que la puerta de la entrada volvía a abrirse y observo con detenimiento a aquel que había entrado. Lo había estado haciendo cada vez que escuchaba que se abría la puerta y por primera vez se encontraba que era su hermano menor, la persona a la que había estado esperando desde hace veinte minutos. Tenía unas ganas enormes de darle un gran sermón, reclamándole y recordándole que era de mala educación que dejara a las personas esperando, que su madre no se había roto la espalda dándole una educación mediocre para que el otro no se tomara en serio los compromisos que hacía con las personas. Pero antes de que pudiera decirle cualquier cosa el otro le salió con lo que ya había pensado que diría, que estaba en el mercado y que por había llegado tarde a la comida y justo antes de que pudiera reclamarle sobre aquel tema el otro había sacado una manzana morada y se la había ofrecido como si nada pasara ahí.

Frunció un poco más el ceño, viendo atentamente a su hermano menor, descifrando si sería una buena idea darle el sermón o darle mejor un golpe. Total, el otro trabajaba como domador así que estaba acostumbrado a los golpes pero estaba seguro de que él podría darle un buen golpe con el que entendería. Aunque dudaba que comprendiera del todo, era un cabeza hueca y no había una cura para ello. Al final simplemente tomo la manzana, dejándola a un lado de su lado de la mesa, acomodada de forma que no le fuera a estorbar antes de la comida y al momento de traer todos los platos.

-¿Cómo te ha ido en el trabajo?- pregunto con voz seria y sin mucho cambio en la tonalidad de las palabras, usando ese tono monótono que usaba cuando estaba enojado o en el trabajo, y definitivamente aquella vez no se trataba mucho sobre el trabajo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Comida familiar

Mensaje por Damien Shervell el Dom Feb 12, 2012 4:00 pm

Podía notar claramente el enojo de su hermano mayor, no tanto por la voz con la que le hablo en ese momento, sino, más que nada, por su apariencia, ese ceño fruncido que le dejaba en claro lo tarde que se le había hecho y eso que solo fueron veinte minutos. Por algún motivo que más que nada era una premonición acertada, se quedó esperando lo que sería un buen golpe en el cuerpo, pero no pareció que sucedería semejante cosa. Se salvó ¿por la gente o por la manzana? Como fuera lo agradeció. Le miro mientras apartaba la manzana y con una mueca de niño un poco infantil, puso la suya al lado de la de su hermano. Mirándolas, eran casi idénticas, como le gustaría que la diferencia de esas entre ambos no fuera tanta, quizás así lo entendería mejor. O es que de plano no era capaz de ser responsable para nada.

Más o menos, los días han ido tranquilo, bien e Ignis se recuperó bien de su lesión. Hoy terminamos rápido y por eso estoy aquí más temprano de lo que hubiera estado si hubiese terminado mi turno a la hora normal. — Sonrió tranquilamente como si eso pudiera salvarlo de alguna reprimenda. Claramente le dejaba dicho que tenía que estar complacido de haber tardado solo veinte minutos cuando pudieron haber sido una hora o dos. Tomaría la oportunidad que fuera con tal de que su hermano no se enfada más del o que ya estaba. Podía apelar a su cariño ¿Cierto? — ¿Cómo te fue a ti? ¿Las cosas van más tranquilas en la oficina? Estoy muy contento de que te haya dado un tiempo para que podamos comer algo juntos, Gilver… — Ya no tenía tanto encanto como cuando era un infante, pero si aún le quedaba un poco, lo exprimiría hasta la última gota—. Bueno, ¿te parece que vaya a pedir de una vez?

Se puso de pie lentamente, esperando a saber que era lo que su hermano ordenaría para entonces retirarse a la barra. No era el único en fila en ese momento y espero su turno mientras sacaba un tabaco y lo prendía, aspirando lentamente el humo de su cigarro. Paso primero a pedir bebidas, llevándole a su hermano mayor lo que el deseara y pidiéndose para él una cerveza de caña. Muy sabrosa, nada dulce. Una vez hecha la orden se dio la media vuelta y regreso, con las bebidas en la mano, esperando por que le llamaran para recogerlas, aquí no había meseros porque era más que nada autoservicio, pero así mismo, las cosas se conseguían por intercambio y aquí, como en todos lados, eran equitativos. Damien amaba esta vida, no la cambiaría por nada. Entrego la bebida a su hermano y se sentó enfrente de él de nuevo, sosteniendo su cerveza a la que dio un buen trago.
avatar
Damien Shervell
ф Domador ф
 ф Domador ф

Fecha de inscripción : 26/10/2011
Edad : 28

Volver arriba Ir abajo

Re: Comida familiar

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 24, 2012 3:18 pm


Alzo una ceja por puro instinto al escuchar como el otro comenzaba a justificarse de nuevo por aquella tardanza que le había hecho pasar, pero el otro no sabía que si de verdad le hacía esperarse las horas que se fuera a tardar saliendo a la hora normal de su trabajo entonces no se lo perdonaría y simplemente perdería el interés en salir con él a comer, en todo caso le haría que fuera a su casa a determinada hora en la que se encontraran disponibles los dos, pero definitivamente no se detendría a esperar a que el otro llegara después de una tardanza de dos horas. Era inaceptable eso. Después dio un asentimiento de aprobación pensando en Ignis y en su herida, eso era bueno así ninguno de ellos corría algún peligro que pudiera llegar a serles fatal.

Su mirada se dirigió a las manzanas que estaban pegadas, escuchando las preguntas que ahora le hacía y pensando que en verdad el otro parecía un niño pequeño aun al haber juntado las manzanas. Aunque debía de aceptar que el gesto ese le había parecido ciertamente tierno por parte del otro. Volvió a ver a su hermano en cuento le escucho lo de la comida y le hizo su pedido, el cual consistía en uno balanceado entre verduras y carne para así no tener que estarlas comiendo por separado. Después le vio alejarse y en ese momento se quedo quieto de nuevo, no viendo a ningún lado en especial ni prestándole atención a nada de lo que estaba sucediendo a su alrededor. Agradeció por la bebida en cuanto Damien regresó y le dio un sorbo.

-Bien, me ha ido bien- dijo en cuanto vio que el otro dejaba de tomar de su cerveza.-Y el trabajo sigue igual que todos los días, no ha cambiado mucho en las últimas semanas. Es por eso que he podido salir del trabajo temprano y venir acá- explico mientras volvía a beber de su vaso.-Se podría decir que no hay mucho trabajo en realidad pero a veces se amontonan los papeles, sobre todo cuando se trata de hacer trueques grandes-

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Comida familiar

Mensaje por Damien Shervell el Vie Mar 30, 2012 2:08 pm

Se sentía realmente bien de estar allí con su hermano, compartiendo un poco de su tiempo con él puesto desde que salieron de casa se habían visto realmente poco. Él tenía ocupado todo su día en el trabajo y después de ello se juntaba con los miembros de su grupo y se daban una buena cena o salían de fiesta antes de volver cada quien a su casa. ¿Cuánto se veían al año? Un par de veces o más si acaso. Damien tampoco ponía mucho de su parte, creyendo que era una molestia para su hermano si aparecía de vez en cuando en su oficina, llevándole de comer o solo buscando unos momentos de su compañía. Pero ¿Acaso se había permitido preguntarle a Gilver si estaría de acuerdo en que se vieran?

Me alegro de oírlo. Si mi grupo da problemas con la listas de entrega házmelo saber. — Pidió y se encogió de hombros. El contador general… Damien admiraba a su hermano por llevar semejante puesto en sus hombros pues no solo calculaba las entradas de alimentos diarias, sino que además tenía que hacer un cálculo mensual para ver que tanto habían ingresado de alimento este mes en comparación con el mes anterior. Los domadores levaban listas con todo lo cazado por día que se entregaban en el Palacio de gobierno, directo en la oficina de Gilver. — Oh si quieres, yo podría ir a dejar la lista de mi grupo… — no le dice que podría atrasarse ya que se dividen el trabajo entre todos pero por algún motivo a Damien le toca hacer un poco más de labor siempre. No se lo termina de explicar—.

Bueno, allí esta, ha intentado lo mejor posible darle a entender a su hermano su deseo de verlo., no es que ser directo sea un problema pero puede que para Gilver si lo sea el aguantarle y prefiere ahorrarle a él el trabajo y así mismo la humillación de verse bloqueado en sus intenciones de acercamiento. No se da cuenta de que su cara refleja sus complicaciones mentales cuando escucha el llamado por la comida se pone de pie rápidamente y pidiendo permiso va por esta. Los platos son tan toscos como la bandeja en la que trae las cosas y mientras esta aun de pie le pasa a su hermano mayor su plato y sus cubiertos, acomodándose el suyo en su lugar y dejando los complementos para ambos en el centro. Luego se levanta y va a dejar la bandeja en la pila donde las demás.
avatar
Damien Shervell
ф Domador ф
 ф Domador ф

Fecha de inscripción : 26/10/2011
Edad : 28

Volver arriba Ir abajo

Re: Comida familiar

Mensaje por Invitado el Miér Abr 04, 2012 4:31 pm

Siempre que se encontraba con cualquiera de sus hermanos se dedicaba a observarlos directamente, como siempre hacia con cualquiera pero con sus hermanos era aun más, debía de asegurarse de que ninguno de ellos tuviera algo que no tendría que estar ahí, debía de asegurarse muy bien de que ninguno estuviera demasiado flaco ni demasiado gordo, que no hubiera ni un pequeño rasguño en sus rostros que le pudiera indicar alguna pelea. Su madre no le perdonaría aquella falta de atención con sus hermanos pero él tampoco se lo perdonaría si se tratara de alguna pelea por la cual el rasguño se hubiera hecho. Cualquiera que se metiera con sus hermanos, sobre todo con el menor al que creía aun un niño, se tendría que meter con él y no se los haría nada sencillo.

Después le escucho hablar y decir aquellas palabras. Alzo una ceja, observando con atención aquella expresión de confusión que tenía el otro y se lo agrego a las palabras que le había dicho hacía unos pocos segundos. No pudo evitar sonreír con diversión al pensar en que su hermano debía de estar teniendo algún problema mental que le provocara mucha confusión porque para él había sido más que claro que le estaba pidiendo permiso para ir a su oficina a dejarle la lista. Le que no entendía era cómo le haría el otro para llevársela a tiempo cuando no podía ser puntual cuando iban a alguna comida como aquella.

-Hasta el momento no me ha dado ningún problema tu grupo, Damien- dijo mientras recibía la comida que el otro había ido a buscar. Sonrió un poco de nuevo en cuanto el otro se fue y en cuanto regreso comenzó a comer con propiedad y lentitud, disfrutando de todo lo que le habían dado.-Y puedes llevar la lista si no te causa ningún conflicto a ti pero debes de saber que tiene que estar en mi escritorio a tiempo o les traerá consecuencias a tu grupo- informo mientras volvía su vista al otro, preguntándose si de verdad el otro sería lo suficientemente capaz de llevarle una simple lista que en realidad recogía uno de los que estaba a su servicio.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Comida familiar

Mensaje por Damien Shervell el Lun Abr 09, 2012 5:38 pm

Sabía lo estúpido que había sido decir aquello, lo supo apenas la frase abandono sus labios pero es que de verdad que no se le ocurría nada inteligente para poderle decir, es más, solo se ponía nervioso, tratando de contener su fiero deseo de no ser una carga para ninguno de los dos, de que ambos lo quisieran y lo vieran como un igual, no como el escuincle que necesita protección cuando hace años que ya no es así. Pero comprendía lo difícil de esto, ser el hermano menor, con media década de diferencia en edad con el mayor. Separo la vista del palto que llevaba admirando desde hacia un rato y la posos en su hermano cuando su voz llego a sus oídos.

Ha, ya lo se. — Recapacita, concluyendo el terrible intento de acercamiento. — Entonces dejémoslo así mejor… —suspira y sigue comiendo, jugando levemente con su comida entre uno y otro mordisco. Las tortillas son delgadas, hechas de un maíz que de repente les da tonalidades en rojo, verde limón o café, e inclusive morado, aunque el maíz es blanco. Le da un trago a su cerveza, pensativo y le mira de reojo. ¿Algún día tendría esa cara él? un rostro adulto y lleno de seriedad y sabiduría; pero allí mismo nacía una contradicción, un deseo de conservar ese rostro juvenil y de tonto, que no atraía como deseaba pero al menos era lindo. — Solo quiero, visitarte mas seguido… — confiesa, enfadado por que tenga que pedir permiso para verle como quiere—.

“Se sincero, Damien. Nada sale de las mentiras o de darle vueltas al asunto, no cuando sabes que tu hermano es una persona fría de pensamiento y directa de acción”. Entonces se endereza en el asiento, mira a su hermano de frente y continua comiendo, vertiendo un poco de salsa picante en su carne, que se humedece y condimenta a su gusto. Pronto, se dice, pronto será mayor, cumplirá los veintitrés años y estará más cerca de su meta. Pero ¿Cuándo se alcanzara esa meta en realidad? ¿Qué tanto tendrá que dar para ser reconocido por sus hermanos? Quiere reconocer ese camino por si mismo, quiere averiguarlo y descubrirlo a su modo, como el domador que es. Cuando era un niño nunca antes se imagino que se convertiría en domador y ahora allí estaba, reconocido. Un paso a la vez.
avatar
Damien Shervell
ф Domador ф
 ф Domador ф

Fecha de inscripción : 26/10/2011
Edad : 28

Volver arriba Ir abajo

Re: Comida familiar

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.