No es tiempo de lamentaciones.

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

No es tiempo de lamentaciones.

Mensaje por Nabu el Vie Mar 30, 2012 7:03 am

Aquel muchacho presentaba una estampa inusual para el parque. Los niños pasaban alrededor mirando mientras sus padres tiraban de sus manos para que no se acercasen a molestar. Agradecía profundamente que no le molestasen los críos. No le gustaban. Si bien estaba claro que su propia personalidad era un poco infantil o quizás precisamente por eso...no los soportaba. Eran estúpidos, llorones, gritones...sus manos sucias de babas lo toquiteaban todo y ensuciaban las paginas de sus amados libros. Precisamente de libros estaba rodeado ahora.

Sentado bajo la protección de un árbol cuya sombra caía hacia el sentido contrario, dejando que el sol bañase su piel cómoda y cálidamente, increíblemente agradable, tanto que le hacía suspirar y cerrar los ojos mientras sus manos abrazaban algún tomo viejo del que le llegaba el aroma a papel viejo.

Había conseguido aquellos libros heredados de su hermano, su hermano desaparecido ue no llegaba desde hace un año a pesar de que se supone iba a llegar pronto... ese hermano. Acordarse de él le hizo gruñir bajo y fruncir el ceño. Estaba harto de esperar, estaba harto de llegar a casa y estar solo allí.

Aquellos pensamientos encadenados fueron haciendo mella en su persona, usualmente bien animada, deprimiendolo progresivamente mientras encogía las piernas y las abrazaba dejando el tomo oculto en su regazo antes de que se le escapase un sollozo que se apuró en ocultar entre sus manos y limpiar las lagrimas que iban surgiendo con perversa lentitud y persistencia, haciendo que se enfadase consigo mismo por resultar tan débil. No podía perder tiempo además en auto-compadecerse... tenía que estudiar, si bien estaba seguro de que se lo sabía todo quería alcanzar la perfección.

Suspiró irregularmente, producto del casi cesado llanto y luego sus dedos recorrieron aquella gargantilla regalada por su hermano antes de partir.

Era un chico feliz y amistoso, siempre había estado dispuesto a hacer amistad con quien quiera que se cruzase, sus relaciones en general eran agradables pero el mundo de la alquimia era competitivo y de momento no había hecho ninguna amistad en su campo, aquello también ayudaba a aumentar su desazón y sentimiento de soledad.
avatar
Nabu
◊ Aprendiz ◊
◊ Aprendiz ◊

Fecha de inscripción : 07/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: No es tiempo de lamentaciones.

Mensaje por Tian el Vie Mar 30, 2012 6:39 pm

no es que fuese un inoportuno, pero había visto cada lagrima de aquel rostro, cada gota que con horror cortaba la apariencia concentrada y singular de aquel chico de cabellos negros largos, que desde la obscuridad mirada, obscuridad misma de la sombra que hacia aquel hermoso y gran fresno que se alzaba sobre su espalda, recargado en él, cruzando los brazos y mirándole de reojo con cierto recelo, no… no es lo que piensa, era una conducta extraña, le había visto lamentarse y tranquilizarse, sonrió de medio lado inclinando la cabeza mirándole, inteligente por apariencia y mente, le dejo por un buen tiempo descansar y despejarse antes de acercarse y mirarle, o incluso tratar de dirigirle una simple y curiosa palabra, no parecía descortés, ni grosero, y mucho menos desconfiado, tal vez si se acercaba podría ser de amplia labia, pero entonces, que debería entregar para poder abrir dialogo con aquel chico frente a sus ojos ámbar?, una flor?, no… no es una damisela, un saludo poco amable?, no, tampoco es un cazador, ser muy cortes debería ser sufriente, pero y si no lo fuera?, sonrió alzando la mirada y entre confusiones y descontentos, se incorporó, moviendo sus pies y cuerpo cual víbora al estirar sus huesos, y sonrió un poco más ampliamente, caminando a pasos firmes y decididos hasta el chico, sentándose justo a un costado de aquellos enormes libros que tenía a sus lados, cubriéndole y dándole una vista curiosa y particular.
-¿Alquimia? ¿Metalurgia? –

Cuestiono mientras sus manos enguantadas en blanca tela fina tomaban un libro cuya pasta parecía llena de historia y vivencias, apenas acariciándolo como de una hermosa joya delicada y de extremo precio, miro al chico dejándolo en su lugar, a inclinándose de una manera elegante con su mano derecha en el pecho y la otra en su espalda.

-mil disculpas la intromisión, mil disculpas mi atrevimiento, mas no pude evitar mirarte desde el fresco, ¿te pasa algo? ¿O es mucho mi atrevimiento?, más bien creo que me eh sobre pasado… antes de todo debo decir hola, ¿te molesto?-
Le dijo sonriendo de manera amable y simpática, alegra y hasta de cierto grado caprichosa incorporándose y posar sus ojos ámbar en los ajenos mirándole fijamente analizando hasta la pupila del chico, acercándose lo suficiente pero no lo para romper con su espacio personal de alguna manera o forma, dejando sus manos a los costados y regresando a aquella posición de descanso que tenía en un principio al sentarse a su lado, mirando el cielo y los movimientos de los arboles al pasar el viento
avatar
Tian
ф Domador ф
 ф Domador ф

Fecha de inscripción : 28/03/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: No es tiempo de lamentaciones.

Mensaje por Nabu el Dom Abr 08, 2012 10:14 am

-¿Eh?_Se sobresaltó ligeramente al escuchar aquellas primeras palabras que lo sacaron de su triste ensoñación y le hicieron levantar la vista y mirar con asombro al hombre que tenía ante él. ¿Porque era un hombre verdad? Abrió la boca cada vez más sorprendido mientras el adulto, pues el no se consideraba adulto a si mismo aún, hablaba y se disculpaba, a lo cual Nabu solo podía negar tímidamente con la cabeza, incapaz aún de pronunciar palabra por la sorpresa.

Curioso hombre de curioso aspecto y curiosa forma de hablar, tan curiosa e inusitada que hasta le saco algo de rubor a sus tiernas mejillas.

-No me molestas._Repuso con voz suave algo tomada por el llanto anterior. Diablos y engendros... ¿Acaso le habría visto llorar? Aquella idea aumentó su vergüenza y le hizo bajar la vista y tragar saliva, pero de momento tenía cuestiones más importantes que atender aparte de la posibilidad o no de que sus lagrimas en público hubiesen sido descubiertas por aquel curioso y caballeroso desconocido. Tomo aire volviendo a levantar la mirada resuelto, fijando sus escarlatas ojos en los dorados de aquel hombre.

-Tu color de piel es raro. Es gris, ¿Por que es gris? Nunca he visto a nadie así..._Y además tenía cicatrices en la frente. Un análisis más detallado de aquel hombre le mostró una fisonomía agraciada, era un hombre atractivo, elegantemente cuidado pero con aquellos rasgos únicos e inquietantes. Había sido amable pero si se lo hubiese encontrado de noche posiblemente le hubiese dado un buen susto, incluso ahora algo dentro suyo se inquietaba en su presencia.

Se puso de rodillas apoyándose un poco en el suelo cubierto de pasto para inclinarse hacia el contrario.-Soy Nabu¿Quién eres tu? ¿Puedo tocar?_No pudo aguantarse aquella pregunta, piel gris y labios más oscuros aún, sentía la necesidad de comprobar como se sentía aquello ¿Sería distinto o sería igual a la piel usual y normal que él tenía? Blanca y algo dorada por el sol, lo típico.
avatar
Nabu
◊ Aprendiz ◊
◊ Aprendiz ◊

Fecha de inscripción : 07/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: No es tiempo de lamentaciones.

Mensaje por Tian el Dom Abr 08, 2012 9:09 pm

-bien, esto ha sido perfecto, palabras coloquiales y no caballerosas, nada de usted, es mejor siempre el “tu”, me gusta ir tratado de “tu”-

Contesto cuando escucho sus primeras palabras, pero Tan no pudo ni siquiera ocultar su rostro de sorpresa cuando se inclinó ante el con su mano estirada a su piel, su rostro, o lo que fuese que aquel chico de nombre nabu quisiese tocar, pero tampoco fue como para echarse atrás del miedo, si no por el contrario, su mano enguantada de blanco y elegante se dirigió acompañada de una sonrisa sombría y a la vez tierna hacia la mano ajeno, acariciando las yemas de los dedos del joven aun a pesar de tener los guantes, y los dirigió sin decir más hacia sus labios dejando que los tocara, que aunque negros por mordérselos, eran suaves y aterciopelados, sonrió, mirándole fijamente y dejándose hacer por aquel chico de apariencia soleada y feliz; aun, con aquel seño de tristeza en su rostro.

-Toca… lo tienes permitido, no importa que desees tocar o ver, puedes hacerlo-

Tian quieto, y en completa calma, le miró fijamente, pensando un poco en la respuesta correcta para aquel frente a él, se inclinó con sus piernas ligeramente abiertas, sus manos en las rodillas y observándole desde aquella posición para mirarle a los ojos y sonrió inclinando la cabeza a un costado con un gesto gracioso en su rostro, pero amable y caballeroso, se relamió los labios aun cuando esos dedos estuvieran tocándoselos, mordiéndoselos suavemente por mera costumbre, y su boca se abrió suavemente para contestar aquella incertidumbre de nabu, chico de cabello negro, piel bronceada y brillante, pero hermoso, simplemente encantador.

-Tian… soy un domador… y mentiré si te digo una historia vacía y sin chiste de mi piel, pues no hay explicación a mi color, es natural y así eh de morir, pero es distinguible, pues un ente gris soy, pero no cualquier ente gris… es piel suave y tersa… sin color… como si no tuviese alma… ¿te desagrada?-

Le cuestiono curioso mientras desabrochaba suavemente su abrigo, y camisa mostrándole que en efecto su piel era gris, aperlada casi y cubría todo su cuerpo, no tenía gota de maquillaje, ni siquiera de tinte, o algún pisca de magia alguna, era natural.
avatar
Tian
ф Domador ф
 ф Domador ф

Fecha de inscripción : 28/03/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: No es tiempo de lamentaciones.

Mensaje por Nabu el Jue Abr 12, 2012 4:07 am

Enrojeció ligeramente cuando le llamó la atención acerca de su forma de dirigirse al mayor. Bueno, cierto es que era un poco irrespetuoso, siempre lo había sido pero nunca solía ser con mala intención. Lo miró de reojo sin tener claro si aquello era una reprimenda o bien en efecto, le gustaba más de aquella forma.-Lo siento, siempre me han dicho que no tengo modales ..._Observó aquella sonrisa oscura, no solo de color sino por la sonrisa en si misma. Definitivamente... aquel hombre le asustaría por la noche, pero era ... un miedo como refinado, no dejaba de haber algo atractivo en aquel matiz sombrío.

En cualquier caso el roce de sus dedos fue sutil, apenas perceptible pero que dejaba clara la invitación. Se alegraba de que su curiosidad no fuese tomada como algo molesto, no al menos de momento.¡ Mucho mejor! Sonrió ligeramente, contento y confiado llevando al final los dedos a tocar aquellos curiosos labios que se mordieron y humedecieron ligeramente aún cuando sus yemas se encontraban explorando aquella curiosa piel con una sutil caricia. Rió suave y melodiosamente sin incomodarse por el incidente y sin retirarlos confiado en que no mordería ni nada de aquello. Pensó también ue aquella frase sacada de contexto podría resultar un tanto pervertida y aquello también le hizo sonreír entretenido, borrando poco a poco los signos de sus pesares anteriores, relegando estos a su interior, tapados por el momento en favor de aquellas pequeñas diversiones.

-¿Un domador de Dragones?_Lo miró con ilusión infantil pues la verdad es que apenas había visto dragones en su corta vida, era ... un chico de ciudad que apenas salia del territorio así que sus oportunidades de visualizar uno se reducían drásticamente.-¿De cuales?¿Rojo?¿Negro?_Insistió con ganas de saber más, escuchando y asintiendo a la respuesta pedida. Aquel color extraño completamente natural. Que cosa más rara.

Subió sus dedos a tocarle la mejilla, pasandole el dedo indice como si pretendiese quitar el gris, ver si se quitaba más bien. Después lo observo desabrocharse e hizo lo mismo con la piel de su pecho. Eso si, dirigiéndole una mirada de reojo como si esperase que le reprendiese por aquello. Pero había dicho que podía tocar lo que quisiera ¿no?-No creo que me desagrade, no es eso. Es muy peculiar...es como...si te hubiesen pulverizado polvo de plata._Explicó al fin recordando el taller paterno donde hacía joyas.

-¿Y las cicatrices? ¿Por que tienes cicatrices? ¿o también son así ya..?_Se acercó un poco más como un gato receloso pero curioso de lo que tenía delante, pasando la vista de los ojos dorados a la frente marcada y luego la piel gris, frunciendo ligeramente el ceño.No me desagrada... pero creo que si te viese de noche me asustaría._Le reconoció finalmente volviendo a sonrojarse un poco por la vergüenza.
avatar
Nabu
◊ Aprendiz ◊
◊ Aprendiz ◊

Fecha de inscripción : 07/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: No es tiempo de lamentaciones.

Mensaje por Tian el Jue Abr 12, 2012 9:33 pm

le dejo tocar cada pedazo o centímetro de piel que nabu deseara tocar, cada espacio de su piel descubierta, ese sonrojo tan suyo simplemente le llamo la atención, mirándole fijamente y llevando sus brazos por sobre los ajenos, dejando sus manos en el rostro del chico de piel ligeramente bronceada y mirada alegre, una mirada que sin decirlo pero que podía saberse fácilmente le agradaba por el simple hecho de ser ese gesto en el pelinegro encantador, sus manos acariciaron ese sonrojo, encantado por su color, era curioso, ese carmín extraño pero a la vez sutil que iluminaba como un atardecer la piel bronceada de nabu, oro, como oro, como una plaqueta de oro teñida ligeramente de sangre, encantador y hermoso, su sonrisa se amplía con fuerza, encantado por el momento que intimo pero publico se estaba teniendo, un acercamiento mas allá de lo permitido que para ser honestos a tian no le molestaba, por el contrario, amaba el contacto humano, el sentir, tocar, y precisamente estaba disfrutando de ello, pero su caballerosidad no le permitía jugar o avanzar más allá, aun cuando sus ganas por morder esos labios carnosos pero definidos de Nabu se lo estuvieran comiendo por dentro.

-supongo que es normal, a cualquier asustaría si de noche paseara por la ciudad, es por eso que no vengo mas de día, y aun con ello escapan de mi perímetro, huyendo de mi presencia y odiándome en secreto, odian lo extraño, no les gusta, ¿pero eres diferente no es así?, debo decir que agradezco haberte encontrado…-

Contesto suavemente, acariciando sus labios con la mano derecha que tenia sobre ellos, pero soltó su rostro de la mano izquierda, para llevarlo a los últimos botones de su ropa superior, abriendo sus telas por completo, dejando ver las cicatrices en forma de cruz de su cuerpo, en el hueso de su cadera se podía ver una cruz, en su pecho justo en el corazón se encontraba otra, un cinturón de ella se encontraba bajo su tórax, rodeando su espalda, si se hurgaba bien en ese cuerpo se encontrarían varias, que le adornaban no solo en relieve, sino que también en cada una se había tatuado la forma de una cruz perfecta, dándole una forma más tétrica pero distinguida.

-entonces toda mi piel vale lo que vale la plata, ciertamente es un color pelicular, un color especial para mí, soy único por el momento, las cicatrices… bueno, puedes tocar cada una, cada una fue una cirugía o intervención médica, golpes, ataques, cuchillos, caídas, nada fuera de lo común, a veces los dragones atacan a matar, y te ganas algunas, fuertes, peligrosas, otras…-

Hizo una pequeña pausa solo para tomar la mano de nabu colándola en su corazón, donde se encontraba esa cruz que marcaba una de las tantas cicatrices que tenía en su cuerpo, como señalando con ahora su mano derecha que separo del rostro ajeno su frente riendo suavemente, ampliando su sonrisa y retorciendo el cuello para mover su cabeza con cierto aire de inconformidad infantil, pero sutil y suave para quien tenía enfrente, posando sus ojos ámbar, de ese amarillo profundo en los ajenos, acercándose hasta posar frente con frente

-te las hacen las personas que una vez… se llego a amar, pero el de la frente… la hizo mi dragón… una dragona negra, de fuerte carácter, asesina, y de muy mal humor, no le gusta estar cerca de la ciudad, y odia a la humanidad, no cree en el amor, sin en cambio me gane su respeto..-

Tian sonriente, tomo la otra mano de nabu, dejándolas en su tórax, que se encontraba bien marcado y definido, recargándose por completo en aquel asiento, con las telas que apenas le cubrían descubriendo todo su torso y por completo mostrándole un poco mas de aquella vista que aunque pudiera parecer terrorífica, era singular, y única, el brillo que provocaba el sol en aquella piel la hacía ver a un mas pálida, y como si de un fantasma se tratara, una apariencia casi angelical se dejaba ver, pero esa apariencia era fácilmente corrompida por aquellos ojos ámbar que demoniacos adornaban su rostro, pero aun mas con aquellas cicatrices que de asesino parecía tener mucho.

-¿me eh explayado conmigo demasiado acaso?, ahora sabes todo de mi… o casi todo, pero no sé nada de ti…-

Se quejo suavemente dejando al chico hacer y explorar su cuerpo, ese contacto, esas yemas de los dedos ajenos se sentía bien, tal vez, era el hecho de que nadie le tocaba así desde hace mucho tiempo, o siquiera le daba una caricia, y no pudo evitar llevar nuevamente sus manos a tocar ese rostro bronceado y lleno de vida, todo lo contrario al suyo, que tanto le llamaba la atención, acariciando sus mejillas rojas, sus labios suaves, rosados y aterciopelados, y esos cabellos negros como la noche que se extendían como la misma hasta la cadera del chico, dándole una vista encantadora, realmente encantadora.
avatar
Tian
ф Domador ф
 ф Domador ф

Fecha de inscripción : 28/03/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: No es tiempo de lamentaciones.

Mensaje por Nabu el Dom Abr 15, 2012 2:49 pm

Sonrió encantado con que Tian se dejase tocar sin poner pegas, y luego lo miró curioso cuando el mayor posó sus manos sobre sus sonrojadas mejillas, sin molestarse en lo más mínimo tampoco él. Parecía que a ninguno de los dos les incomodaba el acercamiento humanos, y en verdad así era. Nabu siempre había estado familiarizado con el toque personal, si se tomaba confianzas, y estas siempre llegaban rápidamente, algo como la intimidad era totalmente desechado para el joven, como si no conociese los limites que debían establecerse entre lo público y lo privado. Precisamente por aquello estaba acostumbrado también a las regañinas que estos asuntos suscitaban, claro que la costumbre no evitaba que fuesen molestas.

-¿Enserio? Pero es interesante...yo creo que ... me gusta.._Aventuró sin subir la vista del torso marcado y grisáceo más que para mirarlo de reojo a la cara, enrojeciendo de nuevo cuando sintió el roce en sus labios y cerrando los ojos por impulso, de manera incluso definible como mansa.-Mnh... a mi también me ha gustado encontrarte, dime...em....¿Quieres que seamos amigos?_Preguntó con energía y timidez, si ambas cosas podían mezclarse a manos de alguien sin duda ese alguien era Nabu.

Después volvió a mirar aquel cuerpo adulto tan interesantemente extraño, plateado y salpicado de marcas de las cuales escuchó fascinado y horrorizado a la par su creación.-Pero eso tiene que doler mucho!_Lo miró alarmado acercándose más a el hasta quedar prácticamente sentado en su regazo, repasando suavemente el relieve de la cicatriz de su pecho, bajando luego a la de la cadera mientras cerraba de nuevo los ojos para sentirlo mejor,.-No lo entiendo, ¿Porque te hacen heridas las personas que quieres?¿O que te quieren?_Frunció un poco el ceño sin entender pues aunque era bien inteligente y no un ingenuo respecto al contacto intimo, por así decir... si lo era con la manera de expresar los sentimientos y hablar de ellos, puede que un poco infantil, falto de esa experiencia.-Tu Dragona tiene que ser muy temperamental, ¿quizás por que es mujer? Las mujeres son raras, te miran y te dicen ``huy que niño más mono~´´ Con voz extraña y aguda, como si hablasen con una mascota._Refunfuñó hinchando un carrillo que luego desinfló rápidamente dejándose tocar con una tenue sonrisa mientras hacía lo mismo, acercándose más y bajando hasta apoyar el oído sobre el pecho de Tian para escuchar su corazón.

-No, esta bien... me gusta escuchar de los demás... ¿Sabes? Creo que he cambiado de opinión._Sonrió amable y feliz separándose un poco para poder levantar la vista y verlo a los ojos, fulminándolo con sus vivaces orbes rojas.-Ya no me daría miedo verte de noche._Juguetonamente atrapó entre sus labios uno de los dedos del hombre gris, uno de aquellas falanges que se entretenía rozando sus suaves y sensibles labios. Sonrió aún con el dedo allí alojado y tocó la punta del mismo con la lengua antes de soltarlo. Para comprobar si su sabor era distinto quizás.-No se que podría contarte de mi ... mnh... Soy aprendiz de alquimista metalúrgico, me gusta tumbarme al sol y los sitios cerrados me resultan aburridos ¿Sabes? Mnh... vivo solo porque mi hermano mayor esta de viaje, se fue hace un año y aún no ha vuelto... La verdad es que antes lloraba por eso, lo echo de menos muchas veces... es que no soy muy paciente._Confesó rápidamente removiéndose de un lado al otro sin levantarse del regazo de Tian, apoyando las manos sobre sus hombros con la mayor naturalidad del mundo, ajeno del todo a las miradas que podía atraer aquella actitud en pleno parque.
avatar
Nabu
◊ Aprendiz ◊
◊ Aprendiz ◊

Fecha de inscripción : 07/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: No es tiempo de lamentaciones.

Mensaje por Tian el Lun Abr 16, 2012 10:15 pm

¿Intimidad?, empezaba cuestionar precisamente la existencia de esta en presencia del chico de cabellos negros y piel bronceda, no negaría que si seguía así entonces su piel plata como le decía el chico no se contendría y le comería esos aterciopelados y jugosos labios que jugueteaban con sus dedos, ahora que lo pensaba, era extraña esa amistad que empezaba, esos acercamientos eróticos y los jugueteos mientras la conversación no tomaba un hilo de perversión, inocente y a la vez lujurioso para ser mas exactos, y aun cuando no decía que si a esa amistad ya la había aceptado sin lugar a dudas.

-amigos, encantadora palabra para mi, pues amigos es lo que me falta ahora, y la soledad es lo que tengo de única compañera, amigos seria no dejarse uno al otro solo, amigos es darse compañía y amor al mismo tiempo mientras se está libre por igual, si puedo estar a tu lado justo como ahora, y llamar a aquello amistad, entonces quiero estar a tu lado sin lugar a dudad, ver estos labios aterciopelados sonreír y esa piel ligeramente bronceada continuar bajo el sol, claro que quiero ser amigo tuyo Nabu, y conocer más de ti en cada momento a tu lado-

Tian, había pensado que tal vez había sido una de las contestaciones más raras que pudiera haberle dado, pero si no lo hubiera hecho no sería él en ningún momento, ni siquiera en ese, cambiaria totalmente su esencia y no diría la verdad de lo que siente su corazón respecto al chico que curioso se acercaba y le daba ese calor que tanto le ponía ansioso y le calmaba a la vez, le miraba hacer y deshacer a voluntad, dejándole escuchar el latido de un corazón que aceleraba y disminuía a voluntad propia y caprichosa, le acaricio ese cabello sujetado con lo que parecía una trenza, mirando su obscuro y hermoso color, subiendo las hebras negras hasta su boca y nariz, olfateando las hebras del chico, como llevando su única mano libre a sujetarle al estar sobre él, dejándole recargar en su pecho, sonriendo curioso por la pregunta, el mismo no entendía cómo es que esas personas que le amaban y el amaba le había hecho ese daño irreparable a su piel, en general cuerpo y alma, no es como si ahora les odiara, realmente no, tian en aquel sentimiento y pensamiento, dejo recargar su cabeza en la ajena, su mejilla se poso en la frente de Nabu, sintiendo el calor corporal del cuerpo del menor, riendo suavemente cuando escucho el comentario de su dragona, en efecto era el más acertado refiriéndose a ella.

-temperamental, explosiva y voluble, pero no menos hermosa, es majestuosa, es elegante, salvaje y extrañamente sádica, pero bella como ningún dragón, del doble de tamaño y territorial, sería un placer presentártela, si bien no es un animal domado, se convirtió con el paso del tiempo en mi compañera fiel, pues
le respeto como respetaría a un ser amado-

Prefería dejar el tema de lado, aquel donde su piel había sido cortada y mostrad ahora de esa forma, que también debía decir que agradecía a los que le habían lastimado por hacerle dichas heridas, pues ahora era único y especial, aquello y cada uno le recordaba el tiempo que había vivido, imposible de olvidar, como experiencias que le hacían aun más maduro de lo que era, sin ello, seria alguien sin chiste y sin ese misterio que había atraído al chico ahora sobre él, sus manos inquietas no dudaron en posarse en la cadera y casi cintura del chico de piel blanca ligeramente plateada y ojos de jade, rojos como la sangre, y más sin poder evitarlo sus ojos se siguieron posando en aquellos labios y ese rostro llamativo que tenia y justo ahora deseaba tanto escuchando su historia sin interrumpirle, un hermano, era lo que nunca había tenido e ignoraba el sentimiento de pérdida o espera por alguien, después de todo nunca había tenido a alguien a su lado que tuviera que esperar o amar, si acaso… tal vez, y solo tal vez el hombre que lo había convertido en lo que era ahora, sus manos se deslizaron suavemente por debajo de la ropa de aquel chico de cabellera negra, de aroma a roble y libros que le había agradado, acariciando su suave piel con la yema de sus dedos, totalmente ajeno a las miradas que les daban a ambos al estar en tal posición singular y poco moral ante los ojos de los demás, pero para ser sincero, era algo que le importaba un comino justo en ese momento, había tenido la misma duda que aquel sobre él, ¿su piel era distinta a la de él? ¿Sus ojos? ¿Sus labios?, era como un atardecer, negro y rojo, como fuego, ¿debería de quemar también no? Pero no lo hacía, mas solo sonrió acariciando los costados de su cadera debajo de la ropa con suavidad con la yema de sus dedos, subiendo suavemente sin despegar su mirada ámbar de la jade de nabu, mirándole fíjame te de manera seria, borrando por un instante su sonrisa para mostrarse serio.

-hermano, extrañas a tu hermano y lloras por no querer esperarle, no es algo injusto, si dice que ha de volver entonces deberías esperarle cada día con una sonrisa, por que aparece y te ve llorando la culpa invadirá su corazón, y entonces tu serias el culpable de que sintiese dolor, no es bueno darle a alguien dolor por mas que se le ame, volverá y entonces debería encontrarte como alguien feliz, alegre y completo, independiente, que se siente orgulloso, y si no vuelve, entonces aun con ello deberías ser independiente, pues al atardecer de tu cuerpo y rostro le queda mejor una sonrisa cálida y alegre-

Tian no era de pensar mucho sus palabras pero tampoco de molestar a las personas con ellas, no quería herirlo y esperaba realmente que no lo haya hecho, solo había dado, sin temo, una de las tantas opiniones que esa cabeza retorcida pero estaba a la vez podría dar en un momento tan pasivo y relajado como ese, un consejo que si bien podría ser cruel también podría ser cierto, o una enorme mentira para quien le viera desde otro ángulo, en todo caso, no quería hacer ningún daño, y mucho menos para aquel que acaba de conocer, pues lo que menos quería era alejarlos con sus palabras frías, crueles y con ese toque de versos y canticos que de su boca salía, y si eso pasaba su idea y ganas de ahora tocar e investigar a nabu, se irían muy lejos de ahí, sin posibilidad de regreso, justo ahora rogaba por que el otro, no se fuera asustado por sus palabras.
avatar
Tian
ф Domador ф
 ф Domador ф

Fecha de inscripción : 28/03/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: No es tiempo de lamentaciones.

Mensaje por Nabu el Lun Abr 23, 2012 6:48 am

Escuchaba atento lo que parecía ser la aceptación de aquella naciente amistad saliendo de los negros labios de Tian, sonrojándose un poco al escuchar aquella descripción de los propios labios pero sin incomodarse en absoluto. Simplemente asintiendo ligeramente y dejando escapar una risa cantaría.-Si, si ... justo eso. Yo tampoco tengo muchos amigos, solo compañeros..._Que además no le resultaban ni la mitad de interesantes que aquel adulto de piel plateada y palabras sinuosas como las ramas de un rosal. Que de momento no parecía tener espinas.

Sentía las manos del domador sobre si, jugueteando un poco con sus mechones cosa que evidentemente no le desagradaba, incluso le producía pequeños y agradables escalofríos que le hacían sonreír tímidamente. Si Tian dejaba que le tocase, por supuesto Nabu haría lo mismo. Acarició un poco más el pecho mientras escuchaba aquella descripción de la Dragona, cuya imagen en la mente del muchacho empezaba a forjarse como un ser bien grande y dentudo pero con cierto encanto salvaje.

Contuvo el aliento, ruborizándose mientras se mordía suavemente el labio, casi dejándose llevar por las suaves caricias que apenas recorrían sus costados bajo la ropa pero que ya eran suficientes para hacerle tragar saliva y provocar que su mente vagase un poco por deseos que hace tiempo no atendía. No, no ... no podía pensar en eso ahora... en público además.

Agachó un poco la vista cuando Tian perdió su sonrisa y lo miró con seriedad, levantándola un poco mientras le hablaba y volviéndola a bajar con todo el aspecto de estar recibiendo una suave regañina.-No, no es eso... No es que no quiera esperarlo. Es que espero y no viene..._Se removió un poco, inquieto, sin tener en cuenta la zona del mayor que su cuerpo rozaba y se resguardó un poco en el adulto que se le antojo cálido y protector.-Escucho lo que dicen los vecinos... dicen que ya es mucho tiempo desde que marcho y seguro esta muerto... Yo les digo que no y entonces me siguen la corriente pero no se lo creen. ¿Pero y si tienen razón?_ He ahí lo que aterrorizaba a Nabu, la posibilidad de perder a su amado hermano. Racionalmente sabia que aquello era una posibilidad muy fuerte, pero su corazón se negaba a aceptarlo.-Pero.. gracias por tus consejos, intentare hacer eso._Dijo al fin incorporándose un poco para mirarlo frente a frente y tras pensárselo apenas unos instantes , le dio un beso en la mejilla pero notablemente cerca de los labios. La verdad es que sin saber que sus curiosidades se conectaban, también quería comprobar el tacto de estos y experimentarlo con los propios. Desvió un poco la mirada al pensar aquello y agarró la camisa abierta con sus delicadas manos.

-Te quedas conmigo un rato ¿verdad?_Sintió la necesidad de preguntar aquello, pues no quería que se fuese y menos tan pronto. Se había animado considerablemente desde que estaban hablando aunque recordar momentáneamente la razón de sus lloros lo había vuelto a entristecer. En vez de molestarse con Tian, ¿Por que se molestaría? Solo deseaba no volver a quedarse solo tan rápido. Así que dirigió al adulto una mirada que casi parecía suplicar por compartir su compañía más rato.

Spoiler:
Siento la tardanza, los trabajos de la universidad me absorven la creatividad como lampreas ><.
avatar
Nabu
◊ Aprendiz ◊
◊ Aprendiz ◊

Fecha de inscripción : 07/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: No es tiempo de lamentaciones.

Mensaje por Tian el Lun Abr 23, 2012 11:48 pm

-sin duda alguna debes esperarle, no pierdas la fe con que volverá, algún día le veras de nuevo, y no entristezcas si ha muerto, es feo decirlo, pero en estos tiempos al parecer es el mejor camino a la libertad, si fuera así… no se espera que logres aceptarlo, ni superarlo rápidamente, solo se espera que el dolor de tu alma cese un poco con el tiempo y puedas proseguir, pero sin duda alguna, creo que volver a tu lado, sin importar lo que la gente pueda decir con sus viperinas lenguas-

No quería lastimarle, claro que no, deseaba tenerlo aun presente pues quería de su compañía como se requería del agua para sobrevivir, con esto Tian no exageraba, sus ansias eran cada momento más fuertes y descontroladas, pero sus acciones dulces y tranquilas, casi tan calmadas como si la extrema dulzura pudiera brotar de la piel plateada de su ser, pero también piel y cuerpo que se ponía ardiente con el sol, no pudo evitar sentir esa parte que se frotaba contra sí, exigiéndose autocontrol con el cuerpo sobre de él, no quería que pensara que la perversión era lo único que gobernaba su mundo, por el contrario, deseaba no solo sentir la piel ajena y extraña, saciar su curiosidad, si no también, conocer más de aquel en sus piernas.

Fue el beso el que su curiosidad alimento aún más, sus ansias aumentaron, y su boca no quería sentir algo más que los labios ajenos, pero el separarse del pequeño sobre si, hizo que su corazón y piel hirviera en la necesidad de tocarlo, pero su control y pasividad del momento solo dejo una señal de esa inconformidad ante el poco contacto, apretando sus yemas de los dedos en la piel ligeramente bronceada de Nabu, en un deseo irracional y táctil de no querer dejarlo en ningún momento, pero sus labios se alegraron sus gestos se suavizaron y esas palabras le dieron el acceso, un libre acceso a estar a un mas con aquel chico.

-claro, me quedo contigo, ahora y por más tiempo, me gustaría llevarte a conocer a Airom, es el nombre de mi Dragona, seguro tendrás miedo y admiración por la misma, después te darás cuenta de su majestuosidad, tal vez, incluso y en tu extrema paciencia, puedas instruirme en metalurgia, y todo aquello para lo que te preparas, así, no solo tendré pretexto para buscarte, sino también para estar contigo, y estar más a tu lado-

Esos ojos no tenían que haber estado para implorar algo que Tian deseaba desde el principio, sonrió, aprovechando esa oportunidad para regresar el dulce beso que le había otorgado anteriormente Nabu a la comisura de sus labios, pero atreviéndose a un mas a besarle más dentro de los mismos, rozando suavemente la aterciopelada piel de sus labios contra la dulzura de los labios de nabu, mirándole fijamente buscando saber cuál era su reacción, mas se separó después de darle ese pequeño beso, y abrazarlo un poco más a su cuerpo, quedando ya fuera aquella distancia que pudiera haberles separo anteriormente.
-¿quedarme podría significar un café?, ¿la invitación a un café?-

Le cuestiono en una clara invitación a conocerse más, y esperaba de verdad que el otro aceptara sin importar la situación, no irían muy lejos, pero si a un sitio más privado, sus libros, el los cargaría, también deseaba compartir más que una charla, si no conocimientos, habilidades, y esas miradas que se lanzaban uno al otro.

Spoiler:
no te preocupes yo esperare aqui pacientemente...^^
no soy de las personas que botan los roles, de hecho estare aqui hasta el final
avatar
Tian
ф Domador ф
 ф Domador ф

Fecha de inscripción : 28/03/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: No es tiempo de lamentaciones.

Mensaje por Nabu el Jue Abr 26, 2012 2:25 pm

Escuchó sus palabras creyendo lo que quería de ellas y sin decir nada de eso de alcanzar la paz mediante la muerte. No creía aquello, pero no comentaría al respecto porque no quería romper el buen ambiente que circulaba entre ellos.

Rodeó el cuerpo de Tian con sus manos, colándolas bajo la camisa abierta y tocando su espalda con las curiosas yemas de sus dedos, atendiéndolo y mirando con una sonrisa contenta. Le gustaba lo que oía la verdad y también le gustaba lo que veía.-Airom...¿Crees que tendré miedo?_Sonrió travieso haciéndole una carantoña mimosa, repasando con sus delicadas caricias los omóplatos contrarios y moviendo sus manos hacia el frente para recorrer las líneas de la clavícula de aquel cuerpo plateado y bien formado para su gusto.-Mnh ... supongo que podría enseñarte algo aunque por mi rango solo me enseñan cosas de base y nada espectaculares. No es como la alquimia de círculos de transmutación._Lo suyo era más la química, trabajar con elementos de manera cuidadosa en extremo. Los trucos eran cosa de los otros alquimistas.-Puede que sea menos espectacular pero es muy útil y entretenido._Aseguró, defendiendo su especialización con una sonrisa, recibiendo tras aquello el suave beso de Tian.-Mnh..._Cerró los ojos aceptando el beso con gusto. Era delicado y casi etéreo, sonrió divertido porque en parte esperaba que los besos de Tian fuesen así y en parte esperaba lo contrario. Era divertido.

-Si, justo eso._Sus manos volvieron a reposar en el pecho adulto, mirándolo como si estuviese dudoso sobre algo, nervioso sobre si atreverse a cumplir uno de sus deseos o no. Llevó su dedo pulgar a los propios labios, tocando donde antes habían estado los de Tian, sonrojándose un poco.-Me gusta que me beses...-Admitió con cierta vergüenza antes de deslizar sus manos aún más por su cuerpo hasta llegar a la cintura del mayor y agarrarse al pantalón, colando un poco los dedos para hacer esto mismo al tiempo que se acercaba de nuevo y pasaba la lengua finamente por los labios oscuros atrapándolos luego en un suave mordisco y bajando hasta su cuello donde de nuevo lamió y atrapó con movimientos delicados y de una sensualidad inherente su forma de hacer las cosas, de nuevo apegando sus cuerpos de manera descuidada y no muy decorosa para estar en público.-Ahora se como sabe Tian..._Le susurró al oído juguetonamente.-¿A donde quieres que vayamos a por café?_Preguntó con curiosidad pues había de reconocer que no conocía muchos sitios dedicados a ello, pero bueno, esperaba que fuese algún sitio más discreto, donde pudiese dejar de sentir las miradas escandalizadas de su espalda y quizás tocar más de él.
avatar
Nabu
◊ Aprendiz ◊
◊ Aprendiz ◊

Fecha de inscripción : 07/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: No es tiempo de lamentaciones.

Mensaje por Tian el Jue Abr 26, 2012 10:17 pm

Era demasiado, la tentación de aquel cuerpo ligeramente bronceado era demasiado, la tersa piel que alcanza a sentir se metía dentro de sus pensamientos con clara intención de hacerlo aún más e invadirlo de deseo por el otro, era casi inevitable que quisiese tocarle aún más por debajo de la ropa, y su estallido interno fue al dejar que esa boca la probara los labios, su boca se abrió ligeramente ante el contacto de la lengua y los dientes de Nabu, pero sus movimiento no fueron ni siquiera notorios, siguieron sus manos aferrándose a la cadera del menor, y peor aún le dejo lamer su cuello sin dejarle o quitarle espacio, su sangre hirvió en ese momento y sus pulmones le traicionaron al dejarle un suspiro bastante notorio y profundo, su cuerpo en su completo embriaga miento por el contrario, le tomo de la espalda media con la mano izquierda y la derecha de uno de sus muslos, inclinándolo hasta donde estaba la banca en un solo movimiento, mismo efecto que provoco que aquellos libro recargados cayeran al suelo, y en un segundo movimiento su cuerpo se posó sobre el ajeno, peinándole sus negras hebras azabaches , acariciándole los labios, mientras el mismo se mordía los ajenos, con espectacular hambre, sin poder despegar sus ámbar ojos de los jade y sangrientos de los ajenos.

-yo quiero saber… como es el sabor de nabu, justo en este momento, después será el café, e incluso la instrucción, justo ahora, quiero tu sabor-

Era tal vez, el ser más confianzudo del mundo, tal vez aquel domador era el único que podría decir palabras de esas en cuanto se sentían en su pecho, si, era una persona que se encendía rápido, pero por lo mismo tenía un autocontrol envidiable, su cuerpo estaba literalmente hirviendo, esas ansias no se podían controlar por mucho más tiempo, miró fijamente a los ojos a su contrario debajo de él, y peor aún, olvido toda la plática que habían tenido anteriormente, y beso a nabu de manera tan hambrienta que se podía ver como aquellos labios aterciopelados y ligeramente rosas era devorados con cierto toque de lujuria por los negros y suaves del mayor, sus manos se posaron en las caderas del azabache, acariciando estas, mismas sus propias y juguetonas manos se deslizaban dentro de aquella ropa destapando la piel debajo de ella que iba acariciando, sus labios siguieron devorando los ajenos, abriéndolos para poder introducir perfectamente su lengua afilada dentro de la boca de aquel chico, enredando su lengua a la ajena con hambre y dedicación, buscando empezar un juego de sed y saciedad de uno contra el otro, y entre abrazos, caricias y besos se acomodó ligeramente contra el otro, olvidándose del lugar, de las miradas escandalizadas, y restregar su entrepierna a la ajena, en una clara señal de querer probar aún más que aquella piel y el sabor de su saliva.

-Delicioso…simplemente… quiero más, aun más-

Tian con esa voz varonil pero caballerosa dejo salir ese deseo por el otro, deslizando sus besos por su mentón y bajando hasta su cuello, deteniéndose donde justo empezaba la ropa ajena, aprovechando que sus manos habían destapado casi por completo el pecho de Nabu, para besarle incitadoramente el tórax hasta el vientre ligeramente descubierto, dejando su cabeza en aquella zona, recargando su rostro en el estómago de nabu, respirando su aroma.
avatar
Tian
ф Domador ф
 ф Domador ф

Fecha de inscripción : 28/03/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: No es tiempo de lamentaciones.

Mensaje por Nabu el Vie Abr 27, 2012 4:23 am

Una ligera exclamación divertida se dejó escapar de sus labios ante el cambio de posiciones sobre aquella banca, sin importunarse por la caída de los libros y centrándose solo en las agradables caricias que le hacían prácticamente ronronear como un gato sediento de contacto y cariño. Lo escuchó y sonrió ligeramente. Si bien algo de rubor señalaba su rostro sus ojos brillaban con algo más que simple timidez, eran complacencia y lujuria, devolviendole una afirmación muda, una invitación seductora sin pronunciar una palabra.

Un tenue gemido fue lo siguiente que pudo escucharse por su parte, mientras sus bocas se unían en aquel activo y pasional beso, y sus lenguas se encontraban con una ansiedad inusual de aquellos casi desconocidos, aquellos que no sabían de la existencia del otro hacía unas horas ahora se devoraban con visible hambre. Llevó una de sus manos de hábiles y finos dedos a la cabellera negra de Tian, enredándose en ella y profundizando el beso con delicada maestría. Si, era joven ... pero para nada inexperto en las artes amatorias, había aprendido y disfrutado desde pequeño de los placeres que su propio cuerpo y el de otros podía brindarle y con su natural habilidad había perfeccionado un par de cosas.-Ah~_Gimió ahora de manera más audible, excitado por aquellos roces que ahora controlaba el mayor, dejándose dominar de manera natura y rodeando su cintura con una de las piernas, facilitando tanto el roce de las manos que se metían bajo su ropa como el contacto entre zonas tan intimas y sensibles separadas ahora solo por las finas telas.-Tian~_Murmuró suave su nombre mientras este bajaba por su cuerpo depositando besos por cuello y abdomen, tocando lo que hacía tiempo nadie tocaba y de una manera francamente adictiva.-Espera... hay mucha gente..._Ronroneó sin ganas de moverse, lanzando una mirada alrededor y encontrándose con varios ojos que se apartaron nerviosos y alguna madre tapándole la cara a sus pequeños.-Ven...te mostrare un sitio-Allí iba cuando quería relajarse y dormitar al sol, no como hoy que quería estudiar. Pues era un lugar tranquilo y apartado del transito, los sonidos y ahora que lo pensaba, perfecto para saborearse el uno al otro. Se humedeció los labios, aún con el recuerdo al sabor de Tian en su boca y fijó su mirada de rubí sobre aquel ámbar casi espectral, fascinantemente espectral.
avatar
Nabu
◊ Aprendiz ◊
◊ Aprendiz ◊

Fecha de inscripción : 07/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: No es tiempo de lamentaciones.

Mensaje por Tian el Vie Abr 27, 2012 10:44 am

Hubiera gruñido descontento por la espera que el otro hacia sobre sus caricias, y literalmente sobre su cuerpo y cada uno de sus movimientos, no quería detenerse y su intención era clara, deseaba devorarlo y comerlo completamente, pero esos ojos jade le atraían demasiado, no solo hacían que lo desear, a si no que de alguna manera, ese lazo amistoso le obligaba a respetarle y de cierta manera amarle, y ¿Cómo no hacerlo?, esos ojos fuego y sangre le encantaban, empezaba a desear que siempre le observara y mirar esa mirada encantadora frente a él. Debía Admitir que lo que menos quería era separarse de él, pero sus palabras y su invitación lujuriosa e incitadora simplemente le afirmo que era bienvenido yen un movimiento se incorporó sobre la banca, atrayéndole a su cuerpo al jalarle de una de sus manos y tomando la nuca besándole los labios nuevamente al estar sentados de nueva cuenta lado a lado, no pudo evitar saborear esos labios hambrientos y lujuriosos, mordiéndolos e introduciendo su lengua dentro de la cavidad húmeda del cuerpo ajeno, sonrió ampliamente, la misma sonrisa con la que se había acercado al otro, casi delirante y psicópata, pero no pretendiendo dar miedo y le soltó, asintiendo.

-muéstrame-

Le pido mientras se ponía de pie, esperaba ese lugar con ansias, después de todo su cuerpo aún estaba emocionado, justo como estaba el otro con él, se tomó la libertad de tomar los libros con sus brazos, cargándolos cual pequeñas plumas sin peso, se los llevaría con ellos, no podían quedarse ahí, no faltaba quien los quisiera y viniera por ellos, especialmente libros viejos y con secretos entre sus hojas, le miró fijamente, esperando a que le guiara el otro.
avatar
Tian
ф Domador ф
 ф Domador ф

Fecha de inscripción : 28/03/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: No es tiempo de lamentaciones.

Mensaje por Nabu el Miér Mayo 02, 2012 5:45 am

Asintió con una sonrisa a lo de mostrarle el lugar antes de que el mayor lo tomase de la nuca y le diese un beso tan profundo y húmedo que no pudo más que gemir excitado por el, agarrándose un poco a sus ropas. Dejó que sus lenguas se recorriesen la una a la otra de manera ansiosa, queriendo más. Cuando al fin se separaron jadeó mirándolo arrebolado, abotonandole un poco la camisa con algo de premura, para no llamar mucho la atención por el camino.

Lo observó recoger los pesados libros con tanta facilidad que sintió de nuevo aquel impulso de tirarlo al suelo y subirse sobre él. Pero joder, no podía hacer eso delante de todo el mundo.-Por aquí..._Le explicó levantándose y empezando a caminar con la gracilidad y sensualidad de un gato, deslizándose entre los murmullos de la gente con una indiferencia ahora asombrosa, que no tenía nada que ver con el hecho de que lo mirasen. Que hablasen lo que quisieran pero ... que no mirasen. Eso era lo que pasaba, ni siquiera le importaba que le escuchasen ...

Le rozó una mano para indicarle mientras dejaba el caminito de tierra y se metía por medio del césped, empezando a deslizarse por los arbustos y árboles cada vez más cerrados, algunos con vistosas flores y otros no tanto. Era un lugar apartado, muy apartado. La gente nunca venía por aquí por que el hecho de salirse del camino sumado al aumento de la frondosidad, resultaban disuasorios. Pero no sabían lo que se perdían.

Miró hacia Tian con una sonrisa triunfal antes de dar la vuelta a un recodo y mostrarle aquella joya de la privacidad y la naturaleza dentro de la ciudad. No era grande, por supuesto, apenas unos metros de pasto rodeados de discretos arbustos que le daban una atmósfera de tranquilidad.-¿Te gusta?_Preguntó acercándose a el y quitandole los libros de las manos para dejarlos en un pulcro montón en el suelo, subiendo luego las manos por su torso, acariciando y pegándose a él con sensualidad mientras se ponía de puntillas para alcanzar a besarle la barbilla.-Eres muy alto._Le susurró infantilmente sin poder acercarse a su altura ni elevándose de aquella forma. Sonrió encantadoramente mientras sus manos lo rodeaban en un tímido abrazo.
avatar
Nabu
◊ Aprendiz ◊
◊ Aprendiz ◊

Fecha de inscripción : 07/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: No es tiempo de lamentaciones.

Mensaje por Tian el Vie Mayo 04, 2012 6:47 pm

Camino detrás de aquel joven de cabellera negra y ojos jade, mirando sus pasos y sus movimientos sensuales, que como hipnotizado le obligaban a seguirlo sin duda alguna, y lo hacía con ese aspecto del cazador que sigue sigilosamente a su presa pero, esta forma había una diferencia, su presa le había invitado libremente a cazarle, sus pasos se hicieron continuos hasta posarse a su lado y no tardó mucho en ser llamado a adentrarse entre árboles y arbustos, Tian mismo ignoraba no solo a la gente a su alrededor, sino también a las personas que susurraban y con indiferencia pasaba por ellos, perdiéndose entre la maleza de la misma tierra hasta encontrar dicho lugar donde le llevaría nabu, encontrando con lo que el mismo había imaginado.

El espacio era cerrado algo reducido e íntimo, de apariencia sin igual, con la sombra de los arboles dándole tonalidades distintas que parecía de ensueño, no pudo articular palabra alguna para contestarle al otro libremente, o incluso para decir que era un precioso y singular lugar al donde habían parado, pero sus manos en automático abrazaron a nabu, de la cadera subiendo las mismas hasta la cintura y recorriendo sus espalda con la yema de sus dedos que aunque eran fuertes, no eran rasposas, si no tenían un acto suave de esa piel plateada y singular como aquel chico de ojos jade había describió, sonrió ampliamente cuando escucho eso, su sonrisa se retorció con singularidad, inclinándose suavemente hasta posar sus manos al mismo tiempo que Tian bajaba, en los muslos de Nabu acariciando estos y quedando a su altura.

-Entonces… permíteme hacerte crecer-

No tardó mucho en cargarle por los muslos, sujetándole de estos mismos y parte de su trasero donde poso sus manos para cargarlo y en ese sensual movimiento, le miró fijamente acercando sus labios hasta los ajenos, esos rojizos y aterciopelados como delineados labios que tenía el pelinegro, ese cabello color azabache que como el más profundo abismo se esparcía por su espalda hermosamente, y finalmente le susurro su respuesta, mientras el mismo se dejaba deslizar por el tronco de un árbol con nabu arriba hasta estar sentado en el césped, con el chico en sus muslos, y cada muslo de nabu a cada lado suyo.

-Es sin duda hermoso, me siento halagado de estar aquí, y compartir a tu lado un sitio tan privado y maravilloso como este-

avatar
Tian
ф Domador ф
 ф Domador ф

Fecha de inscripción : 28/03/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: No es tiempo de lamentaciones.

Mensaje por Nabu el Lun Mayo 07, 2012 5:11 am

Se le escapó una exclamación de sorpresa al ser alzado de aquella forma, seguida de una suave risa de diversión. Aparte de alto, Tian parecía ser bastante fuerte, al menos para Nabu. Era divertido que lo alzase y que lo tocase de aquella forma.-Gracias~_Canturreo mirándolo desde arriba con gesto sutilmente divertido, acomodándose sobre el mientras sus manos volvían a desabrochar los botones de la camisa y él le besaba la frente.-Eres mnh... un poco adorable._Comentó sonrojándose tras escucharlo.-Me gusta como hablas y ..._Básicamente le gustaba todo lo que veía, incluso esa sonrisa retorcida y algo tenebrosa le despertaba cierta atracción primaria que desconocía.

Deslizó un poco la camisa sobre los hombros de Tian, mirando la piel oscura y marcada bajando luego a morderla con suavidad. Se deslizó sobre el con movimientos felinos, recostándolo un poco más sobre el césped para poder recorrer a su gusto el cuerpo bien formado del mayor, tocando las cicatrices ahora con sus labios y lengua sin importar donde estuviesen, acariciandole e abdomen con dedos lascivos que no tardaron mucho en comenzar a soltarle los pantalones tras lanzarle una mirada que pedía permiso para hacerlo.-Podía tocar lo que quisiera verdad...?_Inquirió con las mejillas sonrojadas mientras movía la mano, deslizando su caricia del abdomen a aquella zona más personal, tocando sobre las telas con excitada tranquilidad antes de apartarlas para tentar al fin la carne caliente.

Con una sonrisa tentadora lo rodeó entre sus dedos, masajeandolo con delicadeza mientras se acercaba a su boca para morderle suavemente el labio inferior y colar luego su lengua dentro.-¿También aquí verdad...?_Preguntó sabiendo la respuesta solo para provocarlo un poco, lamiendole luego los carnosos labios oscuros mientras seguía moviendo su mano sobre el caliente falo, esperando por el efecto que tendrían sus hábiles caricias, quizás algo impropias de un muchacho joven que podría parecer perfectamente virgen... y sin embargo no lo era en absoluto.
avatar
Nabu
◊ Aprendiz ◊
◊ Aprendiz ◊

Fecha de inscripción : 07/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: No es tiempo de lamentaciones.

Mensaje por Tian el Lun Mayo 07, 2012 6:57 pm

Era agradable que a alguien le gustase su forma tan peculiar de hablar, siempre era molestado por eso, siempre le juzgaban, le decían, lo juzgaban, tan molesto, que había guardado silencio, y se había acostumbrado a él, pero su forma de hablar era propia y única a sus ojos, una joya al fin y al cabo, pero ese chico, que gustaba de él, le hacía sentir seguro, mismo chico le decía inconscientemente que había encontrado a alguien que gustase de él, aun cuando fuera de esa forma, como el gusta de Nabu, sonrió, al escucharlo y asentir con solo un movimiento de cabeza, tomándole del rostro después de recorrer sus brazos por sus muslos, subiendo lentamente por sus caderas, sus costados y brazos que acaricio al mismo tiempo que el otro le acariciaba su cuerpo, correspondiendo el beso que dejo a la lengua e nabu, sin duda invadir la suya, saboreando nuevamente el sabor de aquella saliva, y tomo su rostro mirándole fijamente con aquellos penetrantes ojos y sonrió lascivamente, lamiéndole casi con perversión sus labios antes de separarse del beso, y mirarle fijamente.

-incluso ahí, pues di permiso de tocar donde quisieses, como yo, de tocar donde mi vista y tacto desearan en tu cuerpo, por lo que no eh de prohibirte ninguna zona, como yo, no me privare de ninguna tuya-

Una respuesta que no solo era certera, si no también era una clara advertencia a que de ninguna manera se detendría ante sus caricias, y sus manos hicieron lo mismo, se deslizaron por la piel de nabu, desabrochándole la camisa, y deslizándola por su hombro, desnudando la parte superior de su tórax, el cual acaricio y observo, y cuando su piel sintió aquellas mano suave y tranquila en su miembro, no tardó en reaccionar como aquel esperaba, se excito, su pene se endureció entre los dedos de aquel chico que sabía dónde tocar y le sonrió, dejándole hacer a su voluntad.

-Conocer, tu piel a cada detalle como tu conocer la misma en cada uno de sus poros, cada reacción, cada gesto… que sea mío-

Susurro contra su boca que no había tardado nada en abalanzarse a besarle después de aquella pequeña interrupción, mordiéndole los labios, metiendo su lengua dentro, y desnudándole a placer suavemente mientras nabu le masturbaba de esa manera suave y tranquil pero no por eso menos placentera, sus dedos se deslizaron por entre su ropa de la parte inferior, desnudándolo suavemente, hasta que sus pantalones se deslizaron mostrando los glúteos de nabu, de esa piel ligeramente bronceada y cabellera obscuro, como el abismo, ojos jade encantadores, con aquel sonrojo bajo de ellos, sus manos y en un mordisco a sus propios labios, se introdujeron entre las telas de su pantalón para acariciar sus glúteos, apretándolos con suavidad estrujando ellos, y deslizarlos aún más llevándose consigo el pantalón para dejar libre el sexo del chico sobre él, acariciando sus muslos y tocar sin pena alguna, su miembro, por el glande, y el tronco, bajando a los testículos que no dudo en acariciar, suavemente, con cierto grado de lujuria y pasión, empezando a masturbarle.


avatar
Tian
ф Domador ф
 ф Domador ф

Fecha de inscripción : 28/03/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: No es tiempo de lamentaciones.

Mensaje por Nabu el Mar Mayo 15, 2012 6:27 am

Si, sin duda le gustaba aquella forma de hablar tan teatral y rebuscada. Sonaba bien, pegaba con la interesante figura que era Tian y le hacía enrojecer con más facilidad que cualquier obscenidad dicha de burda forma. Precisamente por esos detalles podría decirse que había caído tan rápido en las garras del mayor, o más bien se había lanzado a ellas, juraría que el domador en ningún momento había tenido intención de que acabasen de aquella forma.

Las manos oscuras se paseaban por su cuerpo con gentiles caricias, repasando y desnudandolo de manera ciertamente algo delicada, sin prisas. Se estremeció fruto de aquellos roces, escapandosele un suave jadeo cuando sus glúteos fueron apresados por las manos finas aunque más grandes que las suyas, haciéndole apretar ligeramente el miembro entre sus manos y masajearlo con más presencia. Miró hacia abajo para verlo con una sutil sonrisa, un pelín divertida entre la excitación que sentía desde que sus cuerpos se habían juntado.

Por supuesto el pene de Tian era oscuro como su piel, habría sido raro de otra forma, aquello era normal dentro de la piel plateada del mayor. Que curioso.

-Ah~_Gimió de nuevo, esta vez de manera más audible cuando las manos de Tian llegaron a su entrepierna, sonrojándose y cerrando un poco los ojos, sin parar el movimiento de su mano, llevando la otra también a ayudarle mientras apoyaba la frente en el hombro del mayor pacíficamente.-¿Te gusta así?_Preguntó con la voz algo desvaída mientras presionaba un poco el glande, jugando con la abertura de manera delicada y antojandosele chuparla.

Pero no lo hizo aún, pues lo que hacía Tian estaba demasiado bien como para tener que alejarse tan rápido de ello, quería disfrutar un poco más.-Nh!_Se mordió ligeramente el labio, sin hacerse daño por supuesto cuando un escalofrío recorrió su columna vertebral al tocar el plateado sus testículos, algo a lo que no estaba muy acostumbrado pero resultaba extremadamente agradable así que lo imitó, removiéndose un poco también para desprenderse del todo de los propios pantalones, sin problema en que sus piernas tocasen directamente el fresco pasto.
avatar
Nabu
◊ Aprendiz ◊
◊ Aprendiz ◊

Fecha de inscripción : 07/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: No es tiempo de lamentaciones.

Mensaje por Tian el Lun Mayo 21, 2012 1:02 am

-como no hacerlo si estás haciéndolo tú, debo decir que me está encantado, especialmente tus manos, tu respiración, tu aroma-

Contesto Tian que encantado sentía que su pene se ponía cada vez más duro, debía admitirlo, su pene era más obscuro que su plateada piel, normal tratándose de esa zona, era casi negro, pero brillaba suavemente como la misma tonalidad de piel de su pecho, esta erecto, duro y empezaba a sacar bastante lubricante, empezando únicamente a darle más brillo y fuerza, la vena principal bombeaba ante la excitación y su cuerpo se tensaba cuando sintió aquella imitación del menos sobre sus testículos.

Era una deliciosa sensación que simplemente no podía dejarla para él, sus manos hicieron lo mismo, acercando más al menor hacia su cuerpo, y separándose suavemente, o más bien, no haciéndolo, llevando las manos a los muslos del menor, únicamente para abrir estos, y sentarlo con las piernas abiertas sobre si, alcanzando a tocarse pene con pene y tian Sonrió, bajando la mirada y atrapando con su brazo derecho el cuerpo de Nabu.

-Eres un sol, piel bronceada, y ojos rojos como la sangre, labios carnosos, cabello negro como el universo, y de un sexo sin duda hermoso como su propio dueño-

Le dijo en un susurro antes de lanzarse nuevamente a besarle los labios mordiéndole el inferior como superior, metiendo su lengua dentro de su cuerpo y asentir suavemente, disfrutando de aquella simple y divertida situación en la que estaba, llevando su derecha a acariciar el pene de nabu de nueva cuenta, pero tomando con la misma su propia erección, así podía masturbar a ambos, por lo que no dudo en juntar ambos sexos, empezando a masturbarlos, bajando por el tronco a un ritmo sincronizado, sin siquiera soltarle los labios.

En efecto el mayor no habría pensado que acabarían así, de hecho, había buscado esa simple intensión de una plática amena, pero esa situación se había desatado, y le encantaba, le encantaba la persona entre sus brazos y por consecuencia lo que estaban haciendo.
avatar
Tian
ф Domador ф
 ф Domador ф

Fecha de inscripción : 28/03/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: No es tiempo de lamentaciones.

Mensaje por Nabu el Miér Mayo 30, 2012 6:10 am

Gimió halagado por la contestación del mayor, estremecido mientras seguía masajeando aquella zona, sintiéndolo cada vez más duro y viéndolo de aquel maravilloso color no pudo más que relamerse ligeramente y pasar el pulgar y el indice por el liquido transparente que comenzaba a manar de la punta, extendiendo el lubricante por todo el falo y masturbandolo con mayor intensidad al tiempo que prácticamente ronroneaba por el placer de la anticipación.

Pasó sus labios con una caricia por el cuello del domador, aspirando su aroma antes de lamer de manera lasciva, moviendo su cadera de manera evidente cuando Tian lo abrazó con uno de sus brazos y dijo aquellas palabras que le sacaron los colores pero lo encendieron más si era posible... porque la verdad es que masturbar al otro y notarla tan dura entre sus manos mientras también era tocado le había resultado sumamente excitante.-Mh..._Devolvió el beso de manera hambrienta pero sumisa, dejandole recorrer su boca de la manera que quisiese, totalmente dispuesto a recibirlo. Tanteó de manera seductoramente tímida la lengua contraria, recorriendola con la suya mientras más gemidos eran ahogados entre sus labios gracias a la hábil mano del de ojos de un colo ámbar casi maléfico e hipnotizante.-Ah... Tian..._Movió su cintura para rozarse más contra el pene contrario y la amplia mano mientras lo abrazaba con fuerza, haciendo que las lubricaciones de ambos se mezclasen y llevándose el pulgar que antes había humedecido con aquel liquido transparente de Tian a los labios para lamerlo delicadamente. -Tian...por favor..._Se mordió el labio sin llegar a decir la petición, removiéndose sobre el para levantarse de encima de el y colocarse de rodillas a un lado, quedando no obstante al alcance de las manos del mayor por si deseaba seguir tocándolo.

Sus manos volvieron a viajar por el cuerpo contrario con obvia fascinación hasta llegar a su verga frente a la cual se inclinó y sacó la lengua para lamer mientras cerraba los ojos.-Han..._Salado... jadeó sobre la cabeza del miembro antes de volver a repasarlo, rodeándolo y bajando después por el fuste, humedeciéndolo todo a su paso hasta llegar a la base la cual sujeto con una mano mientras con la otra se apoyaba en el pasto. -¿Se siente bien?_Preguntó con un matiz de perversión en el brillo de sus ojos rojos, mirándolo de reojo antes de introducir el glande en su boca y acariciarlo con suaves movimientos de su lengua, succionando con habilidad y dejando que la saliva se deslizase para poder pasar la mano con mayor facilidad, jugando a estimular la abertura con la lengua para después finalmente comenzar a subir y bajar cadenciosamente, tragando cada vez más cantidad del falo de Tian queriendo escuchar sus masculinos gemidos recorrer aquel solitario lugar, solo para sus oídos.
avatar
Nabu
◊ Aprendiz ◊
◊ Aprendiz ◊

Fecha de inscripción : 07/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: No es tiempo de lamentaciones.

Mensaje por Tian el Jue Mayo 31, 2012 7:00 pm

Sus cuerpos se juntaban de esa manera tan delicada, pero lujuriosa, el mismo sentimiento era como si el otro fuera a desaparecer, Tian le tocaba con la delicadeza de un amante, pero esos movimientos propios eran el hambre que tenía hacia el otro, sus ojos perfecto, no podían escapar, se estaba metiendo en su piel, sus movimientos y lengua recorriéndole, cada espacio y olor suyo le empezaba a volver loco, incrustándose en su mente tan profundamente, siendo casi inevitable no mirarlo y no sentirlo, sus labios se abrieron con facilidad cuando sintió la lengua de nabu sobre su glande, el frenillo y bajo hasta sus testículos, le masturbaba con tal maestría que de los labios de mayor, salían pequeños sonidos de placer, sonidos lascivos que terminaban en suaves jadeos incontrolados.

-Sí, me gusta, de sobremanera-

Contesto para nabu que continuo en aquella placentera labor, la espalda de tian se hizo hacia atrás, como sus piernas se abrieron un poco para dejarle tener más espacio, cuando se recargo en el tronco del árbol, una sonrisa se hizo presente en sus negros y lastimados labios, no menos suaves y aterciopelados, su mano izquierda acaricio con las yemas la espalda de Nabu, recorriéndola con la misma, delineando sus rasgos, hermosa piel, su cuerpo era exquisito y delicioso, sus dedos ambos, presionaron el coxis del menor, acariciándolo y se dejó recostar literalmente a un lado del azabache, acariciándole los muslos, y abriéndole suavemente las piernas, tal posición que pudiera alcanzar el sexo de nabu, y ahogando sus gemidos, sin delicadeza introdujo el pene del menor en su boca, lamiendo su tronco con su lengua, todo lo largo hasta la punta la cual chupo con lujuria y fuerza, mordiendo el frenillo y glande suavemente.

-gime para mí-

Pidió claramente volviendo a tomar ese pene con su boca, chupándole en movimiento que le sacaban y metían hasta la garganta, sus largos dedos, se incrustaron en los glúteos ajenos, apretándolos, abriéndolos con deliciosa, para tocar la entrada, ese ano delicioso, acariciando sus pliegues, bajando por la tela de su piel, hasta los testículos los cuales amaso con pasión, les estrujo con deseo, y utilizo su propia saliva para lubricar uno de sus dedos, regresando a su ano, el cual apretó suavemente, aplicando presión, sintiendo como este tragaba lentamente su dedo.
avatar
Tian
ф Domador ф
 ф Domador ф

Fecha de inscripción : 28/03/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: No es tiempo de lamentaciones.

Mensaje por Nabu el Vie Jun 01, 2012 4:27 am

Al escuchar la respuesta de Tian retomó o más bien siguió con su tarea con renovado entusiasmo, humedeciendo, succionando y tragando aquella carne oscura y dura con extremada excitación, ahogando pequeños jadeos contra su piel demostrando su ansiedad. Lo observó de reojo, recreándose en su sonrisa y aquellos jadeos y pequeños gemidos.-Suenas genial..._Sonrió ronroneante bajando la lengua a los testículos, llevándose uno a la boca y succionando, lamiendo luego con avidez desconocida.

Se removió felina mente contra la mano que acariciaba su cuerpo, buscando más de aquella atenciones que le prodigaba, suaves caricias, calientes y cosquille antes, tan agradables para el menor que querría seguir sintiéndolas por horas.-Me gustan tus manos Tian... son suaves_Suspiró abriendo las piernas, disfrutando de aquello mientras se la comía hasta que la boca de Tian abarcó su pene y no pudo más que separarse del miembro del mayor para gemir contra el, dejando que el cálido aliento golpease contra tan dura parte del cuerpo.-Hah~~_Hacía demasiado tiempo que alguien no le hacía eso, además aquellos mordiscos leves... lo calentaban demasiado. La tenía completamente dura, expulsando liquido preseminal listo para que Tian lo saborease igual que había hecho él mismo.-mnh.._No podía dejar de gimotear, agarrándose al pasto y arrancando algunas fibras con sus dedos por la pasión del momento, volviendo a meterse el pene del de piel plateada en la boca, succionando y mezclando sus ahogados gemidos con los húmedos y lujuriosos sonidos que generaba aquella actividad.

-Si~_Como si pudiese hacer otra cosa aparte de someterse a los deseos de Tian y los propios, incapaz de callar sus gemidos, los cuales se hicieron más intensos al sentir la mano en su trasero. Aquellos dedos que amasaban, abrían y recorrían.-Mnh...Tian.._No se cansaba de gemir su nombre, era tan fácil hacer que saliese de su boca con un tono melodioso que casi parecía que se escapase con voluntad propia.

Su cuerpo se tenso y relajó en un momento cuando aquel húmedo dedo tocó su entrada y luego empezó a presionar, introduciéndose con lentitud y obligandole a dejar de comerse la excitación de Tian, apoyando la cabeza junto a ella mientras soltaba un largo gemido, moviendo la cadera para ir al encuentro de aquella falange que lo profanaba de aquella manera, arañando un poco sin darse cuenta la piel del mayor.-Ah...Ah..._Se movió de nuevo, pidiendo más con su cuerpo cada vez más brillante por el sudor de la excitación, sacando la lengua y dando pequeñas lamidas al glande oscuro.-Más..._Susurró sin importarle nada que fuese a dolerle algo.
avatar
Nabu
◊ Aprendiz ◊
◊ Aprendiz ◊

Fecha de inscripción : 07/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: No es tiempo de lamentaciones.

Mensaje por Tian el Mar Jun 12, 2012 4:40 pm

Voz encantadora, un sabor delicioso, debía admitirlo, estaba encantado con lo que su boca saboreaba y probaba único, como ninguno, se saboreo, mientras el sonido de su voz excitado y ahogado de placer salía lentamente por su garganta tragando el pre seminal que nabu soltaba desde la punta de aquel glande, delicioso y duro que tocaba la punta de la lengua del mayor, su lengua como serpiente se enredaba en el frenillo del mismo, y tragaba a succiones tan fuertes que se podía sentir la fuerza de una mano masturbando el sexo de Nabu, sonrió ampliamente, mientras escuchaba gustosamente su propio nombre en los labios ajenos, deleitándose los sentidos con aquel encuentro, sus dedos que inquietos, se continuaron, moviendo entre los glúteos del menor, introduciéndose entre sus pliegues de su recto, metiéndose lentamente dentro, y solo en ese momento soltaba suavemente su glande y tronco, bajando la lengua por el mismo hasta su recto, lamiendo este, lubricándole para lo que deseaba hacer con él en el futuro.

-Nabu…te...deseo-

Susurro contra su ano, el cual mordió con hambre y lujuria, suspirando suavemente, soplando sobre él, con sus testículos duro y llenos, mientras su boca tenía enfrente unos que se cargaban deliciosamente, su mano libre envolvió su muslo, sujetándolo con fuerza, y abriendo sus piernas, solo para chupar esos testículos deliciosos de Nabu, seguir lamiendo y volver a chupar en toda su intensidad si miembro, estaba ansioso, claro que lo estaba, después de todo el mismo no paraba de pensar en el otro, sus cabellos azabache, tan obscuros como el abismo, y esos ojos rojos, profundos, la sangre, el sabor de sus labios, había encontrado la joya, le gustaba, el, todo él le gustaba.

-quiero penetrarte Nabu-

Susurro nuevamente, mientras se separaba tomándole de la cintura, y sentándole sobre su regazo con su endurecido pene contra su recto suavemente dilatado, le miro desde aquella posición mientras sus caderas se movían con fuerza rozando una y otra vez contra su recto, contra sus testículos, y tomar con su mano derecha el pene de Nabu, solo para poder sentir su dureza y humedad al masturbarle.
avatar
Tian
ф Domador ф
 ф Domador ф

Fecha de inscripción : 28/03/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: No es tiempo de lamentaciones.

Mensaje por Nabu el Sáb Jun 23, 2012 8:35 pm

Gimoteó desvanecidamente con el sonrojo en sus mejillas al escuchar que lo deseaba, curvando luego su espalda y dando un jadeo placentero y estremecido al recibir aquellas lamidas en tan privada y sensible zona. Cerró los ojos con fuerza sintiéndose casi delirar por el intimo contacto, gimiendo sobre el miembro oscuro del mayor, lamiéndolo y acariciándolo con sus labios e incluso su rostro para luego volvérselo a meter en la boca para ahogar así los sonidos que le arrancaba el mayor.

Pero a decir verdad cada vez era más difícil para el joven cumplir con la tarea pues los dedos de Tian y su lengua lo tenían gimiendo completamente y con la mente en blanco, entregado a aquellas sensaciones regaladas e inesperadas que tan bien le hacían sentir.-Aah~_Dejó salir el miembro de su boca junto con aquel gemido intenso, ya incapaz de aguantar sin sentir más de Tian dentro de él, algo más que aquellos dedos que lo iban dilatando con efectividad.

-Si..._Musitó apenas dejándose mover por las manos finas pero fuertes del otro, quedando en aquella posición que evidenciaba tanto la situación de ambos hombres. Se mordió el labio mirando bajo sus tupidas pestañas el rostro del mayor, alargando una mano mientras movía sus caderas para aumentar aquel sensual roce de sus cuerpos mientras sus dedos recorrían las facciones hermosas del de piel oscura. Era en verdad atractivo aún con esas cicatrices que de seguro señalaban un pasado doloroso.-Mnh..._Ya no podía soportar más la espera, llevó la mano libre al pene de Tian, sujetándolo contra la entrada a su cuerpo y bajando, clavándoselo mientras brotaba de sus labios un claro y grave sonido. Aún estaba apretado a pesar de lo anterior, pero entraba con cierta fluidez, su cuerpo estaba mojado y ansiaba por más, más del cuerpo contrario y de aquella sensación penetrante y placentera.

-Ahh...ng!_Cerró los ojos pues tras meterse el glande y un poco más bajó de golpe, metiéndosela lo más que pudo con evidente impaciencia. Una ligera lagrima, cristalina como el rocío descendió por su mejilla producto de la punzada de dolor pero también culpa de aquella insufrible excitación que llevaba encima. Jadeó un momento mientras su cuerpo se acostumbraba al tamaño que ahora albergaba en su interior y acaricio el pecho descubierto de Tian susurrando s u nombre, permitiéndole ver una faceta sensual y provocativa, pero no carente de cierta hermosa debilidad. Tras unos segundos y abriendo los ojos para mirar los de Tian, de aquel ámbar brillante e hipnótico, comenzó a moverse sobre la excitación contraria, entrando y saliendo a una velocidad aún lenta y deliciosa, pero constante.
Spoiler:
-Siento la demora, aún sigo de examenes y mi inspiración anda muy escasa.
avatar
Nabu
◊ Aprendiz ◊
◊ Aprendiz ◊

Fecha de inscripción : 07/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: No es tiempo de lamentaciones.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.